Marcelo Colombo te estamos llamando

Marcelo-ColomboCopio textual el mensaje que uno debe enviar y sentarse a esperar le respondan:

Me dirijo al titular de PROTEX, Fiscal Marcelo Colombo, a los fines de solicitarle una entrevista periodística, preocupado por las estadísticas en cuanto a condenados por el delito de Trata de Personas y a la forma en que se investigan ciertos hechos, como por ejemplo el de Daiana García, quien desapareciera de su hogar en Capital Federal y apareciera su cuerpo en la localidad de Lomas de Zamora, extraña que ante este hecho, no se investigue como sería en cualquier país del mundo, como si se tratara de una posible víctima de Trata hasta tanto esto se descarte, teniendo en cuenta que Lomas de Zamora, no es cualquier lugar, sino que me consta usted sabe existen varios puntos con denuncias e investigaciones federales por el delito de Trata. La gravedad de este hecho y otros que no se han tenido en cuenta me llevan a solicitarle esta audiencia que espero no sea como me han informado telefónicamente, sin fecha cierta por una cuestión de agenda, ya que no se trata de una entrevista social, sino de un requerimiento formal respecto al funcionamiento de la Unidad Fiscal que preside.
Sin más saluda atentamente.
Marcelo Ricardo Hawrylciw
Editor General del Multimedios El Sindical

 

Es realmente grave que una Unidad Fiscal Federal tenga este funcionamiento, si por X motivo la secretaria que lleva la agenda (parece que otro funcionario no puede tomar nota) no se encuentra, uno debe volver a llamar para comunicarse con el Fiscal, yo les pido a mis lectores que hagan una reflexión, supongamos que alguien tiene información de este tipo de delito y quiere colaborar, ¿ puede esperar a volver a llamar? y tener lo que parece ser suerte de encontrar a Nadia?.

Si ante una explicación más que coherente, de urgencia en el llamado quien atiende dice que él no puede hacer nada?? para qué tenemos una Unidad Fiscal específica, la respuesta es ingresas a la Web Fiscales y llenar el formulario de la solapa Trata de Personas, sí aunque parezca irreal, si alguien necesita hacer una denuncia o brindar información URGENTE, debe seguir estos pasos.

Ante mi exposición de que existen protocolos internacionales que sigue la justicia en otros países respecto del delito de Trata de Personas, me informa el empleado que «MUCHO NO PODEMOS HACER, QUE QUIERE SOMOS 20 PERSONAS», «USTED PREJUZGA A LA FISCALÍA», bueno, si mucho no pueden hacer, entonces tengo el derecho de opinar que no puede haber justicia, porque es lógico que quienes participan del delito de Trata de Personas son mucho más que 20 y no demoran ante los problemas en resolverlos. No prejuzgo, ya que me baso en las estadísticas de condenados por el delito de Trata de Personas en la Argentina y es más que negativo, ningún fiscal en el mundo mantendría su puesto con las estadísticas locales.

No tengo nada personal con el Fiscal Marcelo Colombo a quien no conozco salvo por la lectura de sus exposiciones o lo que se conoce mediáticamente, pero existe algo que no se puede dejar de lado y es que objetivamente las estadísticas no ayudan, mucho menos la imagen que tiene la Fiscalía si cuando uno llama lo atienden de una forma inapropiada para una dependencia de la Procuración General en un tema tan sensible, si resulta que si «eventualmente» la secretaria de agenda no está, nadie puede resolver nada, y si nos dicen que «mucho no pueden hacer», culpando a otras dependencias del Poder Judicial, entonces estamos mal.

Personalmente me van a putear muchos conocidos, pero me indigna como ciudadano y como periodista tener empleados judiciales que trabajan como si vendieran juguetes, estamos hablando de uno de los delitos más aberrantes, donde las víctimas muchas veces antes de ser asesinadas padecen un calvario, entonces no me voy a callar y les digo a todos esos que dicen luchas contra la Trata de Personas, que hacen lindos seminarios, que buscan sponsors y se reúnen con los fiscales, jueces y políticos, que se dejen de rosquear y asuman una lucha sincera, que les exijan a los funcionarios judiciales y políticos que trabajen, que si en esto no se avanza hay solo dos opciones, o son cómplices o son negligentes, en cualquiera de los dos casos merecen renunciar o ser investigados.

 

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.