Duran Barba un «asesor» asustado

Jaime Durán Barba, este ecuatoriano que se hizo conocido en nuestro país como “asesor estrella” de Mauricio Macri, escribió el pasado 30/7 un artículo en el diario Perfil, en el que entre otras cosas ataca a nuestro PCR, y como dijimos en la Hora Política del número anterior, 1924, “afirmó que las leyes universales del marxismo-leninismo-maoísmo no sirvieron, no sirven y no servirán. Y que del maoísmo ni en China se habla”.

En esa misma Hora Política le contestamos: “Lo que niega Durán Barba es que con la línea del maoísmo triunfó la revolución en China”, y que tanto allí como antes en Rusia, con “el marxismo-leninismo como guía… se resolvió pan, tierra, techo, trabajo, salud, educación para millones, lo que significó un gran avance para la humanidad”.

Durán Barba titula su artículo “La nueva gobernabilidad”, preocupado, como buen escriba de un sector de las clases dominantes, por el grado de movilización de las trabajadoras y trabajadores, en particular los movimientos de desocupados, por lo que “Durante muchos años las calles de la Ciudad de Buenos Aires han estado en manos de organizaciones políticas sin peso electoral, que movilizan a decenas de miles de personas cuyo trabajo consiste en bloquear las calles y participar de marchas, aunque ni sepan siquiera cuál es su objetivo”.

Durán Barba, quien tuvo un pecado juvenil como adherente de la JP en la década del ‘70 mientras vivía  en la Argentina, y que huyó del país en septiembre del 2019 tras el mazazo electoral de las PASO a su asesorado Macri, escribe un artículo lleno de descalificaciones y mentiras, cuya preocupación central es esa “nueva gobernabilidad”. Es decir, que las clases dominantes puedan seguir explotando al pueblo y saqueando al país, en momentos en que “La democracia representativa ha perdido mucho de su capacidad de mantener el orden interno, porque tanto militares como policías cambiaron también con los nuevos valores y la revolución de las comunicaciones” escribe alarmado.

Aquí este personaje, que tiene en su historial haber sido “asesor” en Colombia del partido fundado por el capo narco del Cartel de Medellín, Pablo Escobar Gaviria, se lamenta que no es posible buscar esa “gobernabilidad” en un golpe militar, por lo que las clases dominantes tiene que buscar otros métodos para sacar de las calles al pueblo que pelea.

Y ataca al PCR y al maoísmo porque ve que, en medio de las grandes luchas por resolver las emergencias populares, miles de mujeres y hombres, jóvenes y no tanto, van encontrando en nuestro Partido y en la JCR su puesto de lucha para dar vuelta el viento y cambiar de fondo esta injusta realidad.

Durán Barba está asustado ante “el descalabro de la democracia representativa de Occidente”. Ve, aunque lo oculta en su artículo, que el mundo está conmovido y sacudido por el peligro de una nueva guerra imperialista, y con una creciente ola de luchas populares en todos los continentes. Y para esta realidad, su vieja “gobernabilidad” del sistema capitalista imperialista no alcanza, por lo que tiene que machacar que el maoísmo “No existe en ningún sitio del mundo…” y “lo mismo ocurre con la alternativa de la revolución proletaria…”

Ya dijimos en la Hora Política anterior que los comunistas “Fuimos derrotados. La gloriosa Unión Soviética (URSS) y China cambiaron de color. Hoy son imperialismos que disputan el control del mundo”. De esto Durán Barba no dice nada. Pero como dijo muchas veces nuestro querido secretario general Otto Vargas, las clases dominantes dieron por muerto al comunismo en más de una oportunidad, y se equivocaron, una y otra vez.

Durán Barba, el mismo que alguna vez afirmó que  “¡Hitler era un tipo espectacular!” y que fue denunciado por utilizar cuentas en paraísos fiscales para ocultar los pagos que le hacía Macri, entre otros, pretende dar una salida a sus mandantes ante lo que describe como el “caos político en la pospandemia”.

Para eso ataca al PCR y a los trabajadores y el pueblo que seguimos en las calles, porque sabemos que ese es el terreno en el podemos defender los derechos ganados y avanzar por más conquistas, en el camino de terminar con el latifundio y la dependencia, mal que le pese a Durán Barba y sus jefes macristas.

Escribe Germán Vidal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.