Ronald David «Ronny»Scott, un «tereso» con acento inglés viviendo en la Argentina

Como seguramente ninguno de los supuestos periodistas de la Argentina se ocupe de escribir algunas líneas de la entrevista que le realizaron a Ronal Scott en LN+ con la conducción del periodista Paulino Rodrigues, un politólogo egresado de la Universidad Católica Argentina, voy a fundar mi titular.

El señor Ronny Scott, digamos que puede ser de interés por su longevidad y por una aparente lucidez mental, recuerda nombres y fechas, está ubicado en tiempo y espacio con lo cual podemos inferir que es capaz de comprender los dichos que profiere aún cuando existan cuestiones religiosas y morales que colisionan.

La entrevista sobre su participación en la Segunda Guerra Mundial era interesante desde lo histórico, pero a los pocos minutos quedó en evidencia que al señor lo llevaron al programa para que exponga no su experiencia en la guerra, sino para que con la impunidad que algunos creen dan los años, se despache con descalificativos y hasta insultos sobre el peronismo, una constante del canal de cable, hablar mal del peronismo haciendo participar a distintos personajes que suelen ensayar cara de eruditos para sanatear datos y hechos.

Pero el veterano, luego de decir que él era un católico practicante y de decir que al mundo le falta más gente BUENA ONDA, para que todo vaya mejor, así como él que es BUENA ONDA, hizo una pausa y con la cara transformada en odio, dijo que lo peor que le pasó a este país era tomar un billete de 100 pesos y ver la cara de una RAMERA, a lo que el periodista hizo una mueca de alegría y no repudio los dichos del entrevistado. No voy a ser yo quien deba defender la memoria de Evita, pero hay que ser muy retorcido para que con 104 años te siga deformando la cara recordar a alguien que es un mito y parte de la historia argentina.

Poca credibilidad le das a tus palabras de religioso y buena onda si necesitas descalificar a alguien que ya no está, tu acento inglés al hablar es otra cosa que me hace ruido, viviste en la Argentina, pero renegando de lo nacional, te parió una enfermera viejo ridículo no naciste en la oligarquía y te mudaste de Villa Devoto a San Isidro trabajando en empresas nacionales, no te contrato una empresa inglesa, ergo, fuiste a una guerra a pelear por una nación que no te dio nada, y ya que estás lúcido, te puedo decir que no hay ningún documental que demuestre al mundo que Evita era una «puta», pero el país que amas sí tiene a Jimmy Savile, como el más grande pedófilo del mundo, busca la serie en Netflix y cuando quieras hacemos un debate, el honor es algo que por lo visto no se aprende con los años.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.