Política argentina, sexo, drogas y mentiras

Los grandes delitos en la Argentina gozan de una excelente protección, a fuerza de la impunidad que garantiza la corrupción del dinero no conoce de límites.

Todas las instituciones de la República están manchadas por la corrupción, algo que si bien ocurre a nivel mundial, en nuestro país llega a niveles preocupantes.

La movida de sexo, drogas y negocios paso de ser algo de un selecto grupo con recursos y en la noche a extenderse a todas las clases sociales y con 24 hs. de gira, caravana o como lo quieran llamar.

Los vicios son tentaciones que quienes las padecen no pueden controlar y las adicciones son un negocio siempre redituable para aquellos que pueden satisfacer esos vicios y aumentar sus ganancias con la explotación ajena.

La gran diferencia entre la Argentina y el resto del mundo radica en nuestra sociedad, una sociedad con una elevada cuota de hipocresía, acompañada por ignorancia, comodidad y una creciente falta de valor. De este explosivo combo se construye nuestra realidad, nuestra historia, nuestro presente y de esa decadente y patética sociedad surgen los funcionarios, los políticos y los “profesionales”.

Existe una tendencia en los medios de prensa a informar o desinformar a los ciudadanos respecto de los orígenes y causales de todos nuestros males y a poner como ejemplos falsos a países donde ocurre los mismo, con la diferencia que cada tanto alguien hace la diferencia. Aunque no lo publiquen, gran parte del problema en la Argentina es la prensa.

Cuando lo medios de prensa mencionan al pasar hechos que son relevantes y omiten desarrollar el contexto de la noticia, están siendo cómplices de brindar cobertura a delincuentes que aún cuando no existen dudas de su culpabilidad, se trata de personajes que han participado en cuanto delito redituable puedan parecen omitir contarle a los lectores y a los ciudadanos no solo de quien se está juzgando, sino las tantas veces que quedaron impunes.

La prostitución algunos la definen como “la profesión” más antigua, pero la realidad es que poco ha quedado de lo que implicaba la prostitución, palabra que solo ofende a algunos como calificativo, pero que no tienen la misma moralina para involucrarse en ella, sea como cliente o como organizador, porque el cliente aunque en la Argentina no se lo considera un delincuente, en muchos de esos países que tanto mencionan lo es. Entre esos cambios, la prostitución se transformó en una buena pantalla para al tráfico y venta de drogas, la trata de personas, el lavado de dinero, la extorsión.

Por la “oferta” de sexo y drogas, muchos han perdido el honor, los valores y hasta la vida, es indignante observar la pasividad y la falta de capacidad de gran parte de la sociedad de reaccionar cuando los medios no impulsan los pedidos de justicia, manipulando así las emociones y diferenciando entre quienes tienen derecho a justicia y quienes no por el simple hecho de no “pertenecer”. Dos ejemplo bien claros de dos muertes dudosas, Alberto Nisman y Natacha Jaitt, aunque muchos puedan creer que fueron muy distintos, tienen más semejanzas que diferencias.

Antes que se pregunten de qué va la editorial, voy a citar algunos ejemplos y a comentar lo que motiva esta editorial, por un lado, a pesar de todas las capacitaciones que se han dado, de las conferencias, seminarios, notas y libros escritos, en la practica la justicia poco ha hecho por combatir con eficiencia la trata de personas, el narcotráfico y como en los dos ejemplos mencionados, ha sido incapaz de esclarecer dos muertes a pesar de la cobertura mediática.

El jueves 16 de septiembre, el TOC 2 de Quilmes, dictó sentencia de culpabilidad a DANIEL SIZUELA, (ex concejal y precandidato a intendente de Florencio Varela del Frente Renovador, ex secretario general de la UTHGRA seccional Quilmes y ex Presidente de Argentino de Quilmes) y su hermano Martín. José Luis Calegari, abogado de la Red de Organizaciones Comunitarias Monseñor Enrique Angelleli, organización que acompaña a una de las chicas abusadas y testigo, sobre sus expectativas: «creemos que la pena va a estar cerca de la pedida por la fiscal Atarian Mena, que solicitó 20 años de prisión para Daniel Zisuela». Además, destacó: «se abre una nueva causa penal para investigar a todos los mencionados y mencionadas por las víctimas en esa red de prostitución. Esto incluye a dirigentes sociales, sindicales y políticos. Algunos son candidatos en las listas de Cambiemos y de Randazzo, y otros son funcionarios municipales. Los nombres los vamos a dar el día jueves a las 12 en una conferencia de prensa.

Los magistrados doctores Félix Roumieu, Pablo Pereyra  y Fabio Stremel, se tomaron una semana para deliberar el veredicto en la causa que lo tiene a Daniel Zisuela como imputado por los delitos de “facilitación y promoción de la prostitución de menores de 18 años, facilitación y promoción de la prostitución de personas mayores de edad agravada y corrupción de menores de 18 años agravada”. Mientras que su hermano resultó absuelto por “falta de pruebas”.

Lo que los medios parecen omitir es el entorno que rodeaba a Sizuela sin los que no se podría haber llevado adelante el negocio que no era solo el de la prostitución pero que curiosamente nadie investigó. Los vínculos entre boliches, noche, prostitución, drogas y otros delitos no es algo desconocido por los funcionarios en partidos como Quilmes, Berazategui, Florencio Varela o Avellaneda, pero sin dudas el más caliente es Florencio Varela, donde ni la justicia local o la justicia federal parecen no tener suficiente motivación para alguna vez investigar, mientras los muertos quedan sin jsuticia.

El condenado tenía fuertes vínculos con la política, incluso con los supuestos adversarios, con los “negocios” del fútbol donde no es la primera vez que se vincula al club Argentino de Quilmes con delitos varios, con relaciones con funcionarios municipales y provinciales, más el sindicalismo, siendo la representación de Luis Barrionuevo en la UTHGRA de Quilmes, Berazategui y Florencio Varela, así el cuadro sería la mejor prueba de lo que siempre sostengo, que los políticos no mezclan la política con los negocios, porque mientras los desinformados discuten y hasta pelean por las ideologías de su espacio, ellos solo piensan en negocios, con Sizuela participaban todos los referentes políticos, lo encubrían funcionarios y por si fuera poco lo defendía el abogado Luis Daer, referente del PJ quien incluso fue apoderado del partido, como era de esperar, en el juicio oral al igual que en la instrucción no se profundizó nada por determinar el resto de los involucrados y con una condena de 13 años, se puede decir que Sizuela fue beneficiado, tanto el fiscal como la querella habían solicitado 20 años y sus defensores la absolución.

La Argentina tiene un alto índice de trata de personas, de pedófilos operando en las redes sociales que cada tanto son detectados y detenidos por denuncias que llegan desde el exterior, la mayoría de las veces por pedidos policiales de EEUU o Alemania y como era de esperar, los pocos que obtienen una condena, la misma suele ser baja.

Todo está expuesto, las evidencias se pueden recoger, pero a nadie le interesa investigar, las dos procuraciones más grandes del país no tienen mucho para mostrar, tanto Casal como Conte Grand parecen muy conformes con la pésima estadística de sus fiscales en los temas trata, drogas y corrupción. Curiosamente o convenientemente los medios parecen no querer divulgar la realidad porque es más que evidente que a los fiscales no funcionan o la corrupción los empacha.

Más preocupante es el silencio de las supuestas ONG o de las organizaciones de derechos humanos o género, ni hablar del Ministerio de la Mujer que tiene uno de los presupuestos más millonarios, pero poco para mostrar en gestión.

Me niego a ser un simple espectador, he denunciado fiscales, jueces, funcionarios, policías y políticos, he aportado las pruebas suficientes para que investiguen pero siempre encuentran una excusa, es el propio Estado incapaz de depurarse, ejemplos sobran de funcionarios que de minima no pueden justificar su patrimonio, pero a nadie le importa.

Si de verdad como ciudadano te preocupa la inseguridad entonces involucrato, sé parte de la solución, no compres robado, no seas cómplice de la pedofilia, de los abusadores, no mires para otro lado, no seas cliente, sin cliente no hay trata, denuncia, comprometete, nada bueno puede salir de una sociedad enferma y nada cambia si no cambiamos nosotros.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.