Un Pacto de Mayo firmado en Julio

Como era de esperar, cada acto político de Javier Milei es contradictorio y sin las formalidades legales de los documentos que supuestamente comprometen las voluntades de un grupo de gobernadores que pasarán a la historia como unos traidores a sus ciudadanos, porque se han comprometido a violentar derechos adquiridos y tutelados no solo por la Constitución Nacional sino también por Tratados Internacionales con jerarquía constitucional, pero eso al gobierno de Milei poco le importa.

Debo decir que me permito dudar de un presidente que se hace llamar doctor, cuando no lo es, que habla del fracaso de la educación mientras tartamudea en el discurso que lee, que no pronuncia las “s” cuando corresponde, se agrava cuando los errores al leer se repiten y la quitan coherencia al relato.

Entre otras cosas referentes a la carga impositiva, Milei habla de liberar a los que trabajan de las cargas impositivas, luego de haber promovido la vuelta de ganancias para los trabajadores, entonces es evidente que se burla en la cara de los argentinos con discursos y propuestas que él mismo es el primero en no cumplir.

Hablo de la extorsión de los políticos a las provincias, el mismo presidente que prometió asfixiar a las provincias que no firmen el pacto,¿cuántas personalidades tiene Milei?.

Resulta que ahora las provincias que firmaron se comprometen a vender todos sus recursos naturales sin escuchar a las organizaciones ambientalistas porque es más importante vivir de los recursos que no explotarlos, es fácil proponer esas medidas cuando Milei nunca va a vivir en donde se contamine el suelo y se condene a generaciones futuras a una muerte segura, porque con un sistema de salud cada vez más deficiente y sin financiación, mejor no enfermarse.

Prepárense los trabajadores a ser solo una variable económica, según el propio Milei el único que importa es el empresario y hay que entender que no hay nada mejor para el trabajador que un empresario, que es lícito que el empresario quiera ganar dinero y hay que liberarlo de todas las trabas actuales donde hay cargas sociales y condicionamientos para despedir, traducido, te van a pagar lo que el empresario quiera, si reclamas te despide y no te paga, con la reforma laboral, si trabajar en una empresa de hasta 5 empleados, no vas a tener aguinaldo ni vacaciones pagas, porque serás un colaborador, con lo cual, tampoco tendrás aportes jubilatorios u obra social, deberás ser monotributista y pagar vos tus aportes.

Milei en su alocución, sigue teniendo rasgos mesiánicos, que se mezclan con “guerras” que nunca existieron fuera de su cabeza, repitiendo que no importa el número de guerreros, sino las fuerzas que vienen del cielo que al parecer se perdieron porque todos los indicadores reales de la economía son malos.

Por más que el presidente se muestre convencido de las mentiras que anuncian como logros económicos en base a generar una reseción, a acumular deudas con las energéticas, a emitir montos record para generar bonos de deuda que nadie quiere comprar y no obtener inversiones ni siquiera de quienes se toman fotos con él, dicen apoyarlo pero terminan negociando con China, así de ridícula es la gestión de gobierno de Milei quien parece vivir en una realidad paralela.

La única que la ve y toma distancia de los papelones políticos de Javier Milei es Victoria Villaruel que no estuvo presente, aduciendo un estado gripal con la recomendación médica de no volar, raro, los aviones tienen calefacción, comodidades, pero bueno, aunque suene ridículo es lo que hicieron saber a los medios de prensa.

Los 10 puntos de Milei son solo un estracto de las medidas que se van a ir tomando en busca de esa refundación de la Argentina.

El periodista Jorge Lanata, quien no puede ser tildado de peronista, fue muy claro en su opinión sobre las medidas económicas y políticas de Javier Milei al afirmar que si lo dejan la idea del presidente es un país con un 20% de la población muy rica y un 80% pobre, luego de lo que dijo Milei hay que aclarar que ese 80% de pobres no serán los pobres que hoy conocemos por lo siguiente que es importante señalar punto por punto:

1-No habrá aguinaldos.

2-No habrá vacaciones pagas.

3-Las cargas sociales pasarán a ser pagadas por los trabajadores que en el mejor de los casos serán monotributistas, lo que extingue la relación laboral, es decir, tampoco habrá tutela por despidos, ni indemnizaciones, ni reconocimiento de títulos o antigüedad.

4-Se terminan las licencias de las que gozaban los trabajadores, licencia por estudio, por maternidad, por enfermedad y las ART, que ahora serán seguros personales que obviamente abonará el trabajador.

El futuro no es nada bueno para los trabajadores menos con el nuevo ministro Federico Sturzenegger, quien hace muchos años, por el 2009 mostro como presidente del Banco Ciudad, que despreciaba los derechos laborales, instalando durante su gestión un sofisticado sistema de espionaje en el cual se tenía acceso a las computadoras usadas por el personal del banco, revizando correos personales, se grababan las conversaciones de las líneas del banco, se instalaron cámaras con audio en casi todos lados incluso en las puertas de los baños desde donde se controlaba el tiempo de demora de los empleados, también en los ascensores, pero por otro lado, los asesores del directorio del banco muchos de ellos con contratos millonarios no tenían ningún control y algunos llevaban años cobrando sin tener función alguna. Uno de los gastos más grandes de la presidencia era en el menú para los almuerzos con comidas de gourmet y vinos de colección, toda esta información es pública y puede ser solicitada por quienes quieran conocer algunos detalles más de lo caro que es Stursenegger como funcionario público, entre sus asesores mejores pagos, estaban su esposa y su cuñado.

Así que aprovechen aquellos ignorantes que festejaron la aprobación de la Ley Bases antes de que experimenten de qué se trata y pasen a ser pobres, porque al no ser empleados ni un recibo de sueldo tendrán para obtener un crédito o presentar para un alquiler.

La gran y notoria ausencia de los miembros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación es una señal clara de que no quisieron quedar «pegados» a uno de los actos políticos más bochornosos de la historia argentina, ya que no se puede hablar de una refundación si los cimientos de esa nueva República están viciados de inconstitucionalidad, no es un dato menor que en el mundo miren a la Argentina con asombro por haber elegido a un presidente que es todo lo que está mal en gobernabilidad, que elige la bandera de otra nación para mostrarse como un súbdito priorizando enriquecer a Israel por sobre los intereses de los argentinos, por ejemplo con la entrega del recurso más codiciado hoy en el mundo que son las reservas de agua dulce.

Mi repudio a los medios afines al gobierno que decían Milei trata de que la gente viva mejor, lo que no dicen es a quienes Milei considera “gente”.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *