Operación «quebrar» a Sergio Berni

Que Sergio Berni es polémico no es una novedad, sus afirmaciones suelen dejarlo expuesto a duras criticas políticas de la oposición y hasta de los propios, lo sabe y no le preocupa tal vez en esa idea que tienen algunos de que no importa que hablen mal mientras hablen.

Pero Sergio Berni está cada vez más cerca de la imprudencia que de la habilidad política, en eso de que se lo está por comer el personaje, la construcción que durante años vendió Berni de tipo duro, expeditivo, dispuesto a llegar en helicóptero o en moto a un procedimiento quedó muy dañada cuando en el primero reclamo policial fue desafiado por efectivos policiales fuera de reglamento y salieron airosos sin sanciones disciplinarias.

Las fuerzas de seguridad se basan en un orden jerárquico vertical, los jefes deben hacer cumplir la reglamentación policial y todo acto de efectivos desafiando las ordenes superiores y generando manifestaciones mediáticas son causal de despido en cualquier fuerza policial del mundo, incluso en países donde poseen delegados, el trabajo policial se cumple y a los superiores se los obedece.

El primer round de la operación para desgastar a Sergio Berni fue un éxito, el ministro pasó de estar en casi todos los medios de prensa a quedar guardado y castigado por el resultado de la revuelta policial que hasta se animaron a protestar uniformados y con los móviles policiales en las puertas de la propia Quinta de Olivos.

Esa falta de sanciones y el retroceso de Berni en los medios alentó a los más atrevidos de la oposición que no temen el ridículo como el video de Patricia Bullrich con los policías que la saludaron como si fuera su jefe directo y que luego los policías para evitar una sanción inventaron que los engañaron y en la mentira todos quedaron mejor parados, pero volvió a ganar Bullrich.

Con diferentes grupos politizados en las redes sociales que dicen «defender» a los azules, pero que terminan mostrando que sus administradores en realidad buscan un puesto político, algunos pasando por distintos partidos, se suelen difundir noticias ridículas como por ejemplo una «carta abierta de todos los policías bonaerenses» que no firma nadie y difundida por un grupo de Facebook denominado Policía la delgada línea azul, que levantaron algunos medios anti K, y que en líneas generales critica a Sergio Berni, haciendo un resumen de la historia policial donde se mezcla todo para no decir nada, incluso es hasta ridícula ya que dice que las palabras de Berni no asustan a policías que combatieron en La Tablada?.

Ahora a días del 11 de febrero donde se agita desde lo político una nueva protesta policial por personajes que no es importa nada de la policía, surgen pedidos de renuncia al ministro por parte de ignotos que solo son conocidos en las redes sociales por postear cualquier cosa y también surge una posible denuncia, ya que titularon como denunciaron a Berni, pero aún la denuncia no está formalizada en la justicia, en esta ocasión, los encargados de difundir la noticia es otro grupo de Facebook «Comisión de Víctimas Policiales», donde la imputación que dicen van a realizar no se identifica a un abogado que firme la misma y los delitos que se dicen cometió Berni carecen de las condiciones que establece la teoría del delito para justamente ser considerados delitos, lo que no es más que una prueba más de captar a ignorantes que repiten todo lo que leen como algo real, más ruido hace el hecho de que dicen que la denuncia a Berni por por amenazas, incitación a la violencia y falta a los deberes de funcionario público será acompañada por el ingeniero trucho Juan Carlos Blumberg.

Coincido en que las declaraciones de Sergio Berni fueron temerarias no porque infrinjan la Ley, que no es el caso, sino porque abre una puerta peligrosa donde si luego no puede mostrar fuerza para sancionar o desalojar una comisaría, su figura se reduce a un bocón político y sería uno de los ministros que tuvo la Policía de la Provincia de Buenos Aires con menos respeto de los efectivos.

Ahora Berni es preso de sus palabras y deberá mostrar la fuerza que antes no mostró o renunciar si tiene dignidad, efectivo policial rebelde, debe ser sumariada y exonerado de la policía, no porque no tengan derechos, sino que existen formas legales y administrativas para hacerlo.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.