Mónica Graciela Chirivin, del ridículo no se vuelve, volvió a polemizar con periodistas al defender a los condenados rugbiers

La mediática abogada penalista, estuvo en Crónica a la tarde, donde polemizó con los periodistas del programa al hacer una encendida defensa de los rugbiers condenados al considerar que las penas que recibieron era injustas, que ella sostiene no tuvieron intención de asesinar y se quejó de los otros presos que los filmaron cortando el pasto de la unidad penitenciaria.

Lo curioso de la abogada, es que uno espera de quien es un profesional del derecho que sus afirmaciones tengan un cierto sustento jurídico que cumpla dos conceptos coherencia y congruencia, en esto la abogada falló, ya que pedía que los presos no tengan celulares, cuando los «chicos inocentes» como ve ella a los asesinos de Fernando Baez Sosa, gozaron y gozan de privilegios que no poseen el resto, incluidos celulares desde donde administraban cuentas en redes sociales.

Parece que la penalista y es policía bonaerense, tiene una visión subjetiva de los derechos de los condenados por su condición social y olvida que aunque sea en teoría somos todos iguales ante la Ley, o por lo menos eso dice el Art. 16 de la C.N.

No solo su posición es de dudosa objetividad, sino que las formas en que trato de imponer la misma descalificando a los periodistas al decir «yo con usted no voy a debatir cuestiones legales», hablan de su incapacidad intelectual de poder expresar sus motivos y mostrarse desbordada emocionalmente por la exposición que suele experimentar aquellos mediáticos que ante las cámaras se exaltan.

Pero sí se puede afirmar que por lo menos es coherente en su incongruencia, ya que años atrás también protagonizo una situación similar al defender a los condenados asesinos con la misma vehemencia. Obvio que los comentarios sobre la abogada muestran que la ciudadanía la repudia.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *