La Parrillita: Dueño escrachó a clientes que pagaron con la tarjeta de AUH, repudio en redes sociales y posible demanda

Claudio Santorelli, propietario de un comercio gastronómico de San Clemente del Tuyú, publicó en Facebook una foto de la cuenta junto con la tarjeta.

Claudio Santorelli, propietario del local gastronómico “La Parrillita” en San Clemente, subió la imagen de la cuenta de $4.900 y la tarjeta, junto con un mensaje irónico: “No sabía que eran para comer en restaurante!!”.

La familia consumió 1 gaseosa de litro ($530), 1 milanesa ($730), papas fritas (3$90) y 1/4 parrillada ($2850). A eso se le debe sumar los 4 cubiertos ($400), por lo que la suma total dio un total $4900.

La imagen se hizo viral en segundos y el hombre recibió un sinfín de críticas por su comentario. La repercusión fue tal que Santorelli tuvo que salir a pedir disculpas y a desligar al restaurante por su mensaje. Lo cierto es que la acción del dueño constituye un acto ilegal que puede ser objeto por parte de la familia de una importante demanda si así lo quisieran, se ven afectados derechos como el de la violación de la intimidad, protección de datos, el honor y los daños y perjuicios.

“Quiero pedir disculpas por la publicación que realicé hace unos días sobre el pago de una adición con la tarjeta de la Asignación Universal por Hijos de Anses. Esto no ocurrió en Don Venancio. Esta situación ocurrió en La Parrillita y soy el único responsable de la publicación”, escribió.

Acto seguido, intentó desligar a sus socios del conflicto: “Pido que no se involucre a mi socio o nadie que compone el equipo de negocios. Insisto soy el único responsable de la publicación”.

Finalmente, Claudio Santorelli borró la publicación y cerró su Facebook personal por la cantidad de comentarios y críticas que recibió. La gente estalló y el dueño del restaurante ubicado en San Clemente del Tuyú recibió una lluvia de comentarios. Las críticas variaron desde el precio de la comida hasta la localidad en la que estaba el lugar.

“Mi restaurante favorito en San Clemente La Parrillita, que gracias a un exitoso plan de vacunación contra la Covid (HOY) tiene el boliche lleno, “no sabe” que los pobres tienen derecho a estar de vacaciones. Lo que yo no sabía es que los humildes no tenían derecho a ir a su restaurante”, escribió una mujer visiblemente enojada.

Claudio haciendo negocio gracias a quienes tenemos que ahorrar durante todo el año para ir de vacaciones, despreciando a quienes juntan el mango todo el año para que finalmente ese mango termine en el bolsillo de Claudio y él se queje”, terminó otro comentario.

Más allá de las falsas disculpas, lo concreto es que La Parrillita no es la primera vez que tiene conductas despectivas para con la clase baja o trabajadora, ya han sido noticia por resistir y organizar protestas por inspecciones sindicales para verificar las condiciones de los empleados respecto a la seguridad e higiene y la situación de contratación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.