Grave denuncia contra el Juez Federal Armella y el Secretario Juan José Mussi

Bajo el título “Algo huele mal en el Riachuelo”, el diario ‘Página /12’ publicó ayer una larga investigación firmada por el periodista Horacio Verbitsky, que siembra dudas sobre el accionar del juez federal de Quilmes, Luis Antonio Armella (ex fiscal de Quilmes) y del secretario de Ambiente y Desarrollo de la Nación, Juan José Mussi (ex intendente de Berazategui), respecto a las obras de saneamiento del Riachuelo. 

Se recordará que la Corte Suprema dispuso que el juez quilmeño supervise las obras de limpieza del Riachuelo a cargo de la Acumar, organismo que tiene como presidente directivo al propio Mussi. El hombre fuerte de Berazategui nombró a dos de sus máximos colaboradores, Oscar Deina y Carlos Balor, en lugares claves de la Acumar. La investigación periodística señala que un grupo de empresas que estarían vinculadas con el magistrado habrían obtenido contratos millonarios sin licitación dentro del plan de saneamiento ambiental que el juez Armella debe supervisar en un plan elaborado por la Acumar. Según las revelaciones de lo publicado ayer en el diario ‘Página /12’, Armella intima a las autoridades de la Acumar, bajo el apercibimiento de graves sanciones, a realizar diversos proyectos en plazos perentorios. Invocando esas resoluciones, la Acumar elude la licitación y las obras serían realizadas por las empresas próximas al juez que las ordena. Verbitsky, estima en 250 millones de pesos en trabajos ya emprendidos o a realizar.

La investigación de ‘Página /12’ menciona a una sociedad: “San Martín 264 Bernal S.A.” constituida el 24 de febrero del corriente año, que tiene como presidente a Francisco Alberto Groba (suegro de Armella) y como una de sus accionistas a Marina Laura Groba Martini, esposa del magistrado y quien hasta hace poco se desempeñara como funcionaria judicial. La firma se dedica a actividades inmobiliarias y de la construcción. Verbitsky plantea, en una compleja trama de cruces de nombres y empresas, que la metodología utilizada devino en la contratación de empresas cuyos accionistas formarían parte a su vez de la constructora del suegro y la señora del juez Armella. Entre las firmas vinculadas aparecen: Gildin, M&T, Tierras Provinciales, Vial Rogo Constructora, todas de Ranelagh, barrio residencial de Berazategui.

La investigación ayer mismo generaba repercusiones en los ámbitos judiciales y políticos de Quilmes y Berazategui, donde muchos recuerdan la amistad que junto en su momento al ex intendente y al ex fiscal, el ahora senador nacional Aníbal Domingo Fernández, quien pasó de imputado en una causa de Armella o impulsor de su designación como juez federal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.