Facundo Manes, en Avellaneda se inmoló

Por necesidad de tener un armado de lista y sumar presencia o por inexperiencia política, cuesta creer que alguien que se supone «inteligente» en el sentido amplio, cometa tantos errores al momento de avalar con su presencia y mostrar se fotos que serán su archivo a futuro como el candidato Facundo Manes.

No solo los candidatos del espacio son incapaces de resistir un archivo, sino que los «medios» que han sumado a su campaña son tomados por los vecinos como poco serios y de dudosa veracidad su contenido, el periodismo es investigación y no chusmerío.

Hacer campaña con una foto donde a tu derecha hay un personaje de la política local como es Fernando Landaburu, es creer que el votante es tonto, así como hoy se critica al presidente por deslindar la responsabilidad de la fiesta en Olivos en su pareja y algunos reflexionan que si no es capaz de proteger a su mujer mucho menos al país, cuesta creer que Landaburu sea creíble luego de engañar a su pareja y quedar en medio de un escándalo que paso de la privado a la política por los cruces en redes sociales entre su ex mujer y su actual pareja donde no ahorran calificativos, acusaciones y «se sacan los trapitos al sol».

La gestión de Landaburu como funcionario fue de las peores, como concejal un chiste y como dirigente radical se terminó de romper la supuesta unidad radical.

Las declaraciones a los medios de Rubén Sanazi, primer candidato a concejal de su lista, son de poca ayuda, parece curioso que un político con tanta experiencia no haya aprendido nada o tal vez no le interese en eso de que muchos están cómodos con el voto asegurado de sus espacios razón por la cual no se van a esforzar en mejorar. Dice el candidato, que buscará que “El Intendente no haga lo que quiera. Tiene los dos tercios (de concejales en el Deliberante) con lo cual puede hacer lo que le plazca y eso no es correcto; Avellaneda tiene los servicios más caros de la Provincia de Buenos Aires, esto hay que contrarrestarlo como se pueda”, al tiempo que dejó en claro que “Hay zonas que son muy preocupantes; y este gobierno nacional cree que con una bolsa de comida se puede solucionar, cuando en realidad lo que hace es fomentar la pobreza”. 

Bueno parece que esta gente como Sanazi, subestiman la memoria de los vecinos ya que ha sido la UCR de Avellaneda la que no ahorró medios para denunciar faltante de entregas de bolsas de alimentos y así obtener una gran partida de alimentos a los que les quitó las bolsas que tenían la leyenda del municipio por otras para repartir entre los necesitados y hacer política sucia, como verán, está mal hacer política con el hambre, pero peor denunciar al otro, recibir parte de lo que el otro reparte y «vender humo» entre los ciudadanos. Si quiere informarse Rubén Sanazi pregúntele a la concejal Silvia Diana o busque la nota de este medio al respecto, pero para que usted y Facundo Manes lo vean les dejo el video a ver si de una vez algún político comienza a pensar antes de hablar en campaña, pero especialmente comienzan a tener un poco de algo que se llama vergüenza.

Así que vecinos, sean inteligentes al momento de votar, la única verdad es la realidad y esa realidad es que tenemos un municipio mal administrado, con funcionarios incompetentes, con un intendente que no existe y es controlado por la esposa del intendente en licencia que es un ministro free y una oposición que no suma nada potable, para peor, la campaña la hacen mintiendo y juntando lo que hay, así nada va a cambiar.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.