Casa Claudia tan ridículos que dan lástima

Hay personas y hay personajes que por su escasa inteligencia cuesta cree que tengan capacidad para hacer de un negocio un éxito comercial, pero ahí están.

Por el mes de marzo, publicábamos en El Sindical, «Casa Claudia, oportunismo en medio de la crisis», ya que a días de conocerse las recomendaciones de cuidado para la prevención del COVID-19, el precio del alcohol en sus variadas presentaciones comenzó a aumentar, motivo por el cual muchos se acercaron al mayorista de la firma para comprar y tener stock.

Entre esos clientes, estaba yo, digo estaba porque no volví a comprar en un lugar donde compré alcohol a un precio que tres días después costaba un 300% más, si eso no es oportunismo, que me digan qué es.

Aquella breve nota, era una alerta a los vecinos, pero especialmente al municipio, que por un lado decían cuidar a los vecinos, pero no hubo controles, ni de cumplimiento de los protocolos ni de los precios que aumentaron por especulación y avaricia.

Marcelo Fisicaro, subsecretario de Defensa del Consumidor, debe estar muy cómodo con su cargo y sueldo como para ocuparse de trabajar y se nota.

El motivo de esta nota, es la conducta ridícula de uno de los responsables de Casa Claudia, Cristian Hernán Mangone, CUIT: 20-32753838-2, registra domicilio fiscal en la calle Lacarra 1432 de Gerli, lugar donde se encuentra el mayorista Casa Claudia. Este señor, escribió 3 mensajes al portal del diario, simulando ser otras personas y con 2 correos electrónicos falsos, el contenido de los mensajes es tan ridículo como infantil.

Algunas de las frases más ridículas eran que siempre compraron en el lugar porque se preocupan por tener los mejores precios para los vecinos, que tienen buena onda y siempre atienden con una sonrisa, la realidad es que la atención es regular, la sonrisa te la deben y los precios no son los mejores, de hecho muchos vecinos van a un local pequeño de la calle Heredia y Lacarra donde pude comprobar que los productos son buenos, los precios mejores y la dueña atiende muy bien.

Mi consejo es que si van a inventar mensajes de clientes recuerden que existe algo que se llama I.P que identifica a los usuarios en Internet, es poco inteligente inventar correos electrónicos, pero es de bobo usar un correo dalebocapapa@boca.com.ar si la idea es no llamar la atención.

Les debería preocupar más que están haciendo mal, porque varios vecinos ya no los eligen, en mi caso prefiero el nuevo local, por calidad, precios y atención.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *