Verónica Juárez entre la soberbia y la falta de lectura

Scioli-y-JuárezAntes de que alguien se ofenda, característica típica de los mediocres que suelen ofenderse antes de pensar, voy a definir soberbia, Sentimiento de superioridad frente a los demás que provoca un trato distante o despreciativo hacia ellos.Esto es lo que comúnmente definen los diccionarios sobre la palabra soberbia.

Vamos a analizar las declaraciones de la concejal que emulando al hijo pródigo, rifó la imagen positiva que estaba construyendo ante los vecinos, para volver a las huestes del oficialismo, que sin ninguna propuesta concreta, solo se dedica a descalificar a la oposición, proyectando en los otros, muchas de sus falencias.

“Más que un discurso, se detallaron hechos de la realidad con todo lo que se está concretando y todo fue mostrado con las imágenes del distrito que el vecino ve cada día”

Juárez con esto se suma a la lista de felpudos del intendente, sobre los que este escupe y orina, ya que nada dista más de la realidad que el contenido del discurso, hacer con los recursos hace cualquiera, no hay ningún mérito en eso, lo importante es cómo se hace y con qué se hace, es decir, si lo vamos a hacer pasando gastos por 1000 y el costo real es 100, prefiero que no hagan, si van a hacer, como muchas de las obras que se realizaron, donde se asfalto una calle e inundaron un barrio entero, es preferible que no hagan, si las obras por materiales baratos, van durar un par de meses, no sirve, Juárez lo sabe, o debería saberlo, justamente ella fue dirigente de la UOCRA. A veces, quedar bien con el jefe, solo salva al jefe.

Minimizó, en este sentido, las críticas de la oposición: “No tomo en cuenta lo que dicen. Cuando vengan con un perfil claro de propuestas, ahí los escucharía pero no les presto atención porque se quejan de todo”.

“No son parte de nada, no colaboran y sólo están acostumbrados a quejarse y criticar. Nunca están al lado de la comunidad, nunca un proyecto en beneficio del vecino”, advirtió.

Con esto Juárez demuestra que aún le falta un poco de «horno» para salir a pelear en política algo más que una concejalía en Avellaneda, porque es evidente que le falta lectura, ningún exitoso político, militar, filósofo o escritor, ha despreciado jamás al opositor, porque es ahí donde se comienza a perder. Respecto de la oposición, miente la concejal, tal vez por estar en campaña, ya que ella y su bloque han aprobado muchas propuestas de la oposición por ejemplo proyectos de Alise, Bertolotto, Graiño, Galetovich, Paz, que no tenían beneficio para el vecino, pero aún así la aprobaron, un ejemplo para que los vecinos entienden y sepan, se le permitió a la Asociación de Médicos, habilitar como excepción un salón de fiestas y se le condonó un importante deuda con el municipio, pero claro, ya algo parecido había hecho Galetovich con una propiedad que se utiliza como lugar de reunión político, esto no beneficia a los vecinos, es de la oposición, pero la concejal votó a favor, ¿entonces?.

Lo de que la oposición se queje y critique, es justamente el ejercicio de la oposición, por algo se llama oposición señora concejal, y reitero, estaría muy bueno para usted y los vecinos, explique los motivos por los cuales votó, justamente lo que ahora critica, digo, por eso de ser coherente.

“La expectativa es que será un año más como cualquier otro, se va seguir trabajando como el último día en beneficio de la gente”.

“No tenemos tiempos para sentarnos a observar lo que hace o deja de hacer la oposición. A veces siento vergüenza cuando se oponen a expedientes por oponerse pero de eso la gente también se cansa”, señaló.

“Esperemos que tengamos un año con tranquilidad, consenso y diálogo. Teniendo en cuenta cuál es la necesidad de la gente”, agregó.

La concejal, vuelve a parecer ingenua, pero en realidad omite decir, que muchos de sus proyectos, no obtuvieron el apoyo de su propio bloque, incluso, el presidente del bloque del FPV Jorge Degli Innocenti, acordó con Paz en reuniones de presidentes de bloque, boicotear proyectos de Juárez, molesto el veterano concejal, porque Juárez se cortaba sola en algunos temas y estaba teniendo un protagonismo que molestaba al resto de los concejales, sí, en lugar de apoyar y trabajar por los vecinos, el resto de los concejales oficialistas, que parecen mudos, no hablan en las sesiones salvo el patriarca de los concejales que habla y da órdenes.

Juárez habla de tener en cuenta las necesidades de la gente y vuelve a prender el play en el discurso mediático, carente de todo sentido, ellos, los concejales del oficialismo y sus  «aliados» saben muy bien cuáles son las necesidades de la gente, pero satisfacer las mismas y administrar la cosa pública, no es negocio para ellos, por eso, es necesario, que nos dejen de «vender humo», Avellaneda, tiene graves problemas de SEGURIDAD, CORTES DE ENERGÍA ELÉCTRICA, INUNDACIONES, MEDIO AMBIENTE, SALUD, pero especialmente el mayor problema es el despilfarro de los recursos, donde tenemos empleados que han llegado al municipio caminando o en colectivo y hoy poseen varios vehículos, casas y cuentas, que nos den a todos la fórmula o como dirían Las Pelotas «la clave del éxito».

 

 

Por Marcelo Ricardo Hawrrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.