Suspensiones masivas en Volkswagen planta Pacheco

  A partir de Marzo, la automotriz alemana, iniciará un nuevo esquema de suspensiones en su planta pacheco. Alrededor de 600 personas serán suspendidas por un período de 18 meses.

Durante el año pasado los empleados de Volkswagen fueron suspendidos rotativamente. Luego de trabajar dos semanas se los afectaba con una semana de suspensión. Esta modalidad era general, es decir, abarcaba a la totalidad del plantel de la planta situada en General Pacheco.

Al parecer, este sistema ha llegado a su fin. Sin que la compañía haya hecho ningún anuncio oficial, el propio sindicato (SMATA) se ha apresurado en comunicar los nuevos planes de la compañía:

El nuevo sistema de suspensiones será con nombre y apellido, poco mas de 600 personas serán suspendidas por un período de 18 meses. Durante el mismo se abonará el 75% del salario neto. Dentro de este porcentaje quedan excluidos algunos extras que habitualmente componen el salario de los mecánicos, tales como el horario del comedor, viáticos, nocturnidad, etc. Por tanto el salario de un operario suspendido, rondará un poco por encima de la mitad del salario que cobra habitualmente.

Parte del plan de VW incluye la posibilidad de relocalizar parte de la mano de obra sobrante en otras empresas. Solamente se ha adelante la negociación que el SMATA estaría teniendo con la Toyota. La empresa japonesa estaría dispuesta a contratar a parte de los suspendidos de VW, pero como admitió el propio SMATA, sería empezar de cero, es decir, sin antigüedad, sin categoría, contratación por contrato temporal mediante. Sobre este acuerdo no se han dado mayores detalles, pero puede intuirse lo peor, ya que como todo operario sabe, Toyota es celebre por su constante búsqueda de personal, la cual tiene su contracara en los despidos, disimulados por la ruptura de contratos temporales, de aquellas personas que ven afectada su salud a raíz de los altos ritmos de trabajo.

En VW estos aumentos de velocidad, llevan a enfermedades como hernias, tendinitis,pero también suceden accidentes que corren el riesgo la vida de los trabajadores, o peor aun , efectivamente pierden la vida trabajando.

Claro que a las empresas la salud de los trabajadores no les representa un obstáculo en sus planes de aumentar la productividad del trabajo. Mientras tanto se comunica la intención de profundizar la pérdida de puestos de trabajo, compensada en los aumentos de los ritmos de producción. De hecho, con dos turnos de trabajo la VW produce, apenas entre 80 a 100 unidades por debajo de lo que hacía con 3 turnos anteriormente, una demostración concreta de estos ajustes de ritmos que aprovechan para producir tanto con menos gente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.