Silvia Diana devolvé el título

Y la concejal de la UCR de Avellaneda sigue su compilado de notas irrelevantes para los medios con los que tienen pauta, sabiendo que no hay periodismo en ellas sino las declaraciones en monólogo de quien paga para que publiquen sus dichos.

Esta forma de promoción solo tiene un efecto positivo cuando se está conociendo a un candidato, pero es negativo cuando se abusa de esta forma de expresión donde no hay nada para reflexionar, el periodismo se pone en un modo de publicidad y el político en un narrador de una realidad que no suele ser la que todos viven sino en lo que él cree por lo que otros le han contado.

La cosa se agrava cuando como en el caso de Diana, un abogado, le relata a los vecinos que no hay controles, que el municipio no cumple con la Ley en cuanto a informar los actos de gobierno, pero se queda en la queja o la denuncia, cuando lo correcto es que ella como concejal y como profesional, debería hacer las denuncias correspondientes en el recinto y en la justicia.

Dijo: “nosotros tenemos algunas diferencias respecto de cómo se utilizan los fondos públicos en Avellaneda, que en definitiva es el dinero de todos los vecinos, nuestra mayor preocupación es esa administración que es muy difícil de seguir ya que esconden todos los datos, no aprueban proyectos que son necesarios”.

“Avellaneda hoy es tripartito, Jorge Ferraresi, tomó una licencia en el Concejo Deliberante para ser ministro, pero el viene a todos los actos oficiales y sé que viene al menos dos veces por semana a nuestro distrito, a ver la gestión del municipio. No es Alejo Chornobroff quien toma las decisiones, si no el y su mujer Magdalena Sierra. Tienen serios problemas de gestión porque están trabajando mal, el tema del gas en las escuelas, en el presupuesto el 2021, tenían 7065 millones de pesos para ejecutar, ejecutaron casi todo, no le debería faltar un caño de gas a ninguna escuela de Avellaneda”.

Si afirma que no hay datos publicados, como sabe que se ejecutaron los 7.065 millones de pesos? al igual que sus pares en el HCD habla de problemas de gas en las escuelas, pero sin identificar a «esas escuelas», lo que hace improbable su denuncia.

“El viernes en la secundaria 22, los chicos del colegio tomaron la escuela, por la falta de gas y el mal estado de la comida que le dan. Que pasa que preferís pintar una pared a ponerles gas a los chicos, volvemos a lo mismo en que invertimos el dinero de los vecinos, tiene que haber otra prioridad y eso está mal ejecutado, no tenés como controlarlo, el Boletín Oficial brilla por su ausencia porque no te publican nada, cuando es obligatorio por la ley orgánica de las municipalidades”

Volvemos al punto de hablar de varias escuelas, para entre todos terminar identificando solo una escuela, habla de prioridades la que forma parte de un espacio político que destruyó la educación pública y bastardeo a los docentes y se queja de incumplimientos a la Ley, cuando como abogada debería denunciar los hechos en la justicia y acompañar las denuncias por las irregularidades de las que toma conocimiento, no hacerlo es ser cómplice.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.