Saladitas en crecimiento

  A pesar de que se vienen realizando distintas denuncias por el crecimiento y la proliferación de estas nuevas ferias denominadas «saladas», donde se evade impuestos, pagos de utilización de logos y diseños, además de vender productos falsificados y otros de procedencia ilícita (celulares, mp3, mp4, etc., robados), estos lugares crecen y facturan muy bien diariamente.
No están escondidos, generalmente poseen grandes carteles coloridos anunciando sus puestos con las más variadas propuestas, desde copias de juegos y películas, hasta productos electrónicos importados. La ropa a bajo precio, mucha de ella manufacturada en los denominados «talleres esclavos», es la principal tentación, especialmente los conjuntos deportivos falsificados a grander marcas.
Resulta otro rubro irresistible, los relojes y los celulares, los primeros malas imitaciones de marcas reconocidas que suelen durar menos de un mes y los teléfonos son un punto de conflicto, ya que suelen venderse «liberados» y en algunos casos, se los vende según la compañía, solo para ser utilizados como radio, con lo cual ,el comprador sabe perfectamente que está adquiriendo un producto con problemas legales.
A pesar de las denuncias, los «supuestos» allanamientos» y clausuras que en estos casos se resuelven en no más de dos horas, las ferias crecen, cada vez se venden más productos, y cada vez más se mezclan los negocios de los dueños de estos puestos, que no son más que una buena forma de lavar dinero.
Una investigación al respecto en el barrio de Constitución, permitió confirmar, que algunos de los dueños de estos puestos, atendidos por compatriotas con necesidades, son mascaradas para el narcotráfico. Llegando incluso algunos de estos puestos a ser mini kioscos de venta de estupefacientes, algo que las autoridades no ignoran.
Curiosamente, es común ver a personal policial, uniformado y otros de civil, recorrer las ferias, algunos buscando que comprar y otros recaudando vaya uno a saber para que fines honestos colaboraciones de estos puestos. Camionetas 4×4 modelo 2012, vehículos de alta gama importados y su forma de vestir (no usan la ropa que venden) evidencian que estas ferias son un excelente negocio.
Que funcionen sin problemas, a pesar de todo lo que se denuncia y conoce, demuestra además, que la ley y la AFIP, no persiguen a todos con la misma dedicación.
Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.