Quilmes: Vecinos son alentados a violar la Ley y que triunfe la ignorancia

Que existe un alto índice de inseguridad no es algo nuevo, hace años que la provincia de Buenos Aires, viene con un elevado crecimiento de los delitos, crecimiento que es acompañado por una mayor violencia de los delincuentes a sus víctimas, lo que genera en la sociedad un sensación de frustración, indignación y temor que se exterioriza en un imaginario colectivo de hacer justicia por mano propia.

Ejemplos sobran, de las miles de víctimas diarias pocas reaccionan y cuando ello ocurre se suelen ver golpizas del tipo linchamiento donde muchos de los que no reaccionarían ante un robo, al ver a un grupo «haciendo justicia» se suman y descargan su bronca en el delincuente atrapado.

El cine internacional ha plasmado ese sentimiento con películas de «vengadores anónimos» haciendo justicia que tuvieron una época de popularidad, en EEUU incluso algunas de estas dieron origen a los «vigilantes nocturnos» o «patrullas barriales» con el condimento de que estos grupos lo hacían armados invocando el derecho a armarse que garantiza a los ciudadanos las normas americanas. A pesar de que estos «vigilantes» poseían armas y equipos superiores a los de la mayoría de nuestros policías, los delitos no tuvieron una baja y fueron más los problemas que generaron que las soluciones. Incluso muchos terminaron cumpliendo condenas por agresiones o muertes de inocentes al actuar sin certeza.

Creer que hacer el trabajo policial es ser una especie de pistolero, es no entender nada del trabajo policial y mucho menos de las causales de la inseguridad.

En Quilmes, la política constantemente ha distorsionado la forma correcta de los ciudadanos de ejercer sus derechos, a fuerza de grupos de vecinos administrados por referentes políticos, apoyados por medios que reciben alguna pauta, se ha ido bombardeando a los vecinos con publicaciones que se replican sobre hechos de inseguridad a los que se acompañan comentarios que refuerzan esa creación de que uno es una víctima potencial y que ninguna autoridad hace nada por lo que no se puede seguir así.

Comparto y he denunciado donde corresponde a los funcionarios responsables de mejorar la seguridad, pero he encontrado a las trabas burocráticas que no hay denuncias similares que acompañen un pedido ajustado a derecho y donde también entre funcionarios se juega fuerte la política.

Resulta muy curioso que los medios de Quilmes que fomentan la justicia por mano propia, que sugieren corrupción policial y política, sean los mismos que nada dicen por ejemplo del Superintendente de Drogas de la Policía Bonaerense, responsable de combatir el narcotráfico y el crimen organizado que brilla por su ausencia, alguno de estos medios puede decir qué procedimiento importante han realizado los policías de narcotráfco?, el sospechoso tiroteo ocurrido en el aeródromo de Berazategui sigue sin ser resuelto, las direcciones de investigaciones, parte importante también en la prevención de delitos parecen estar en otra cosa que poco tiene que ver con sus funciones, entonces por ignorancia la gente cree que los únicos responsables son los policías uniformados que ven y así surgen propuestas de marchas a comisarías o pedir el relevo de un jefe que es una parte de un todo más amplio, no tengo recuerdos actuales de una protesta a una DDI o Delegación de Drogas, raro no?.

El otro GRAN problema en la inseguridad es el Ministerio Público Fiscal, los señores fiscales que son quienes deciden cada aprehensión que la policía realiza a diario, para que se entienda, de nada sirve gastar millones en patrulleros, equipos, policías, si de un promedio de 300 aprehendidos por departamento judicial, recuperan la libertad en un par de horas 290, es evidente que así gana el delito, el delincuente reincide porque no teme ser aprehendido por la policía sabiendo que sumara una causa y no pasa nada. De esto que es grave, los medios no dicen nada, los vecinos no denuncian a los fiscales y se sigue haciendo lo mismo que no funciona que es reclamarle solo al que si queremos darle una dimensión podemos decir que es un 20% del problema.

Una medida inteligente y ajustada a derecho, es hacer los reclamos en las formas que corresponden y frente a las autoridades responsables, creer que es un acto de valentía recorrer calles con palos en grupo poco tiene de inteligente y eficiente, con un palo de amasar dudo que puedan enfrentar delincuentes armados y es exponerse a ser heridos o muertos, digo, alguno de estos se puso a pensar si quedara con una discapacidad si valió la pena jugar al justiciero?.

Hay que reclamar soluciones para la seguridad, eso no se discute, pero hay cientos de funcionarios que deberían ocuparse de atender los reclamos de los vecinos y hace años que no hacen casi nada, por ignorancia y por una prensa que en lugar de informar busca la noticia amarilla que le genere un ingreso y literalmente se «cagan» en el resultado o las consecuencias de vecinos que se arman sin ningún tipo de formación.

Denuncien donde corresponde si son valientes, asuman un compromiso, pongan su firma y reclamen a las autoridades, todo lo que se hace fuera de la Ley los pone en igualdad de condiciones y situación legal, sí, ustedes están más cerca de ser delincuentes que ciudadanos de bien, las leyes son para ser cumplidas y no es lo mismo una legitima defensa que salir a jugar al «cazador» de delincuentes.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.