Patricia Bullrich y el oportunismo berreta en el juicio oral a Chocobar

La ex ministro de seguridad de la Nación Patricia Bullrich, hoy presidente del espacio Cambiemos, vuelve a apelar a la política berreta y oportunista con el comienzo del juicio oral al Policía Local de Avellaneda Luis Chocobar.

El mensaje de Patricia Bullrich en las redes sociales fue el siguiente:

Hubo un delincuente que le dio 11 puñaladas a un ciudadano. Hubo un policía que actuó para detenerlo. Se reanuda el juicio a Chocobar, yo estoy junto a él y con todos los policías que arriesgan su vida para cuidar a la sociedad.

Si los hechos se hubieran desarrollado de una forma correcta y profesional, no hay dudas que todos deberíamos estar acompañando a Chocobar y darle la derecha a Patricia Bullrich, pero lo que muchos ignoran porque los que defienden a Chocobar no les interesa desarrollar, es que el policía actuó correctamente al intervenir, pero su forma de proceder para hacer cesar el ataque al turista norteaméricano fue negligente, revelando que no solo no se encontraba en un estado físico que le permitiera perseguir y reducir a un delincuente, sino que hizo todo lo que está mal, disparo sin hacer foco en el cuerpo del delincuente y produjo la muerte del delincuente como podía haber matado a cualquier ciudadano que estuviera en la zona, dos de sus disparos las pericias de la PFA confirmaron que fueron descendentes y revotaron en el suelo.

Un fallo justo y ajustado a derecho para Luis Chocobar sería una condena en suspenso y la exoneración de la Policía de la provincia de Buenos Aires, todo concluye en que no es un policía apto para portar un arma y que no tiene criterio para resolver un incidente grave.

Después se puede discutir la mala formación policial de la que no es responsable Chocobar sino la irresponsabilidad del ex gobernador Daniel Scioli de usar la inseguridad para hacer política poniendo en funciones a policías sin la debida formación profesional y la responsabilidad una vez más del Gobierno de la Ciudad que deja en evidencia que hay una ausencia peligros de la Policía de la Ciudad en la prevención de delitos graves.

En consonancia con las pavadas políticas declaradas por Patricia Bullrich, muchos de los que no saben nada de procedimientos o de la Ley, creen que Chocobar es una víctima de políticas de Derechos Humanos, cuando en realidad desde el punto de vista profesional ha sido negligente y temerario al disparar sin la debida formación policial.

Los muy pocos convocados a Comodoro Py para apoyarlo en el inicio del juicio oral, no tienen la menor idea de lo que se va a tratar en el juicio, sí coinciden en un discurso político, de que van en contra del gobierno chavista? que defiende a delincuentes en lugar de a los policías.

Otro irresponsable e impresentable es el abogado de Chocobar Fernando Soto, el cual se subió al uso de las pistolas Taser para embarrar la cancha y la opinión pública, fue más allá aún al decir que por su accionar Luis Chocobar debería haber sido premiado y ascendido, es decir, en su patético razonamiento, se debe premiar al «pistolero y justiciero» por sobre el policía que se capacita y actúa respetando las leyes.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.