Patricia Bullrich crece ante un gobierno débil

Ya en plena campaña política, la estrategia de Juntos por el Cambio es aprovechar la debilidad para gobernar de Alberto Fernández que no demuestra reacciones a los diarios ataques de la oposición a su gestión.

La fuerte presencia de Juntos por el Cambio en las redes sociales, genera debates, memes y comentarios donde se ataca con dureza al gobierno y se ridiculiza a sus votantes, con miles de perfiles truchos que gozan de una curiosa impunidad en Facebook, crece la imagen de políticos como Patricia Bullrich, mientras se caen en la aprobación la de oficialistas como Alberto Fernández y Axel Kicillof.

Con la inseguridad a la deriva y creciendo, es muy mala la gestión de Sabina Andrea Frederic y el resto de sus funcionarios donde han dejado hacer a las fuerzas de seguridad bajo su mando sin mostrar conducción y un relajo frente al delito que avanza y se potencia con las noticias diarias de víctimas y delincuentes impunes.

Por el lado de la provincia de Buenos Aires, tanto el gobernador Axel Kicillof como Sergio Berni parecen no poder reaccionar ante la ola de delitos, el Conurbano es un enorme espacio liberado a la droga y el alcohol y las fiestas clandestinas son solo una muestra de lo que ocurre cuando se organizan fiestas, pero no menos cierto es que grupos alcoholizados y drogados hay en muchas esquinas y plazas. La policía de la provincia de Buenos Aires carece de inteligencia, miles de delitos que se cometen a diario podrían ser prevenidos sencillamente, pero esto no ocurre, porque la realidad es que a nadie le interesa hacer su trabajo.

La cosa se agrava cuando la propia Procuración General de la provincia de Buenos Aires que encabeza Julio Conte Grand tiene internas de fiscales buscando poder y los fiscales de las UFI se dedican a liberar a casi todos los aprehendidos, ni hablar del fuero de Responsabilidad Juvenil donde delincuentes ya con 17 años, en el límite de la edad, son liberados a pesar de ser reincidentes y cometer delitos graves, total nadie controla a estos funcionarios.

Con este panorama desastroso no es de extrañar que la imagen de Patricia Bullrich crezca, su equipo de trabajo tiene grupos en redes sociales donde han captado el enojo de muchos vecinos, la movida policial para una gran protesta fue un éxito político, luego de ella Sergio Berni bajó varios cambios, dejó de recorrer los medios, de aparecer en operativos y termino en un rincón como un ministro que no puede conducir a la policía.

Instalada la idea de que Berni es un incapaz y que reculó en el primer planteo a su liderazgo, surge Patricia Bullrich con la presentación de su libro jugando a la estadista y por si fuera poco con una puesta en escena de efectivos policiales que se presentan ante ella con la venia, un saludo de origen militar para rendir saludo a los superiores o personajes destacados por su honor y valor.

Patricia Bullrich sin dudas carece de honor y valor, pero hay que reconocer que lleva adelante una estrategia que le da excelentes resultados, con el poyo de los medios como Clarín, La Nación, Perfil y los canales de editorial afín al macrismo, las cosas se ponen más fáciles.

Un dato curioso es que el gobierno nacional mantiene las pautas millonarias a estos medios y no existe un reparto de la pauta oficial como siempre anunciaron en la lucha por modificar la Ley de Medios, es decir, todo fue una gran mentira y el gobierno financia las campañas en su contra.

Todas las malas decisiones, la falta de conducción hacen sospechar que el nuevo jefe de campaña de Mauricio Macri, es Alberto Fernández, ya no se trata de que los votantes se arrepientan por la economía, indigna que muchos de los que apoyaron un cambio, vean que los grandes beneficiados con el macrismo siguen gozando de una excelente economía, que le marcan la cancha a un presidente que ya reculó varias veces y otorgó a empresarios y el campo lo que pedían, así no se gobierna, esto no es cerrar la grieta, esto es ser un títere de los grandes grupos y cagarse en los ciudadanos, hoy están jodidos los de clase media y solo se tiene entretenidos a los que no producen, no trabajan, exprimiendo a los trabajadores y los jubilados, si hay recortes que empiecen por los grandes medios y la clase alta, así como en Europa, con la pandemia triplicaron los impuestos a la riqueza, en España se tributa pasando el millón de euros casi un 42%, no recortan ni exprimen a la clase media y lo saben.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *