Larreta anticipó que el valor fiscal de las propiedades subirá más de 500% y culpó al Gobierno

El Jefe de Gobierno de CABA del pidió a la AFIP que revea el dictamen que surgió como parte del acuerdo con el FMI por ser “ilegítimo, discriminatorio y atentar contra la seguridad jurídica”.

El Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, le pidió por medio de una dura carta a la Administradora Federal de Ingresos Públicos, Mercedes Marcó del Pont, que revea y revoque el dictamen dispone un fuerte aumento de la valuación de bienes inmuebles en la Ciudad que integran la base imponible del Impuesto sobre los Bienes Personales.

Según Larreta, el pedido se sostiene en que la decisión del Gobierno nacional es ilegítima, discriminatoria y atenta contra la seguridad jurídica. En ese marco, denunció discriminación porque “sólo afecta las valuaciones de inmuebles de la Ciudad, elevándolas casi 10 veces más que al resto de las jurisdicciones. Mientras que el valor fiscal de los inmuebles de todas las jurisdicciones correspondiente al período fiscal 2021 crece interanualmente 51,4% (IPC), los inmuebles de la Ciudad verán incrementarse su valuación en un 505,6%”.

Asimismo, la carta detalla que el dictamen (1/22) es ilegítimo porque desconoce lo definido en el Código Fiscal de la Ciudad y vulnera lo dispuesto en la Ley 27.480 que establece que hasta que no se determinen los procedimientos y metodologías en materia de valuaciones fiscales a nivel nacional, las valuaciones para el Impuesto sobre los Bienes Personales serán las vigentes al 31 de diciembre de 2017, actualizadas por la variación del Índice de Precios al Consumidor nivel general (IPC).

“Luego de la quita de la Coparticipación y de la búsqueda de la suba del transporte público mediante la quita del subsidio, el Gobierno nacional pretende ahora cuadriplicar el valor de los inmuebles para que aquellos contribuyentes que tengan una propiedad en la Ciudad de Buenos Aires paguen por este impuesto lo que no abonan los que viven en otras provincias, violando claramente los principios constitucionales de igualdad, equidad y capacidad contributiva”, explicaron desde el gobierno porteño.

“En tercer lugar, según Larreta, el dictamen atenta contra la seguridad jurídica porque modifica el valor de las valuaciones correspondientes al 31 de diciembre del año anterior e incluso períodos anteriores en caso de falta de presentación o pago del tributo, desconociéndose así que el hecho imponible ya se devengó con anterioridad y en ese momento quedó fijado el marco legal e interpretativo que cuantifican a la obligación tributaria correspondiente”, expresa la carta.

Para el gobierno porteño la medida de la AFIP “sólo pretende elevar la presión tributaria y castigar únicamente a los que tienen alguna propiedad inmueble en la Ciudad, constituyendo así un ataque más de los que se vienen dando por parte del Gobierno nacional hacia la Ciudad, con el único fin de afectar política y financieramente a una administración provincial gobernada por una fuerza opositora”.

A mediados del mes de marzo, Marcó del Pont detalló que el revalúo fiscal para los inmuebles porteños alcanzará a más de 230.000 contribuyentes con propiedades que valen por encima de los $30 millones.

Detalles sobre la medida:

– “Con los cambios la valuación fiscal de los inmuebles porteños pasará de representar el 7% del precio real para alcanzar al 28% de su valuación de mercado. La medida que multiplica por 4 la valuación fiscal de los inmuebles porteños es la utilizada para determinar el monto a ingresar por el tributo en la Ciudad”.

– “Se trata de un universo de 233 mil contribuyentes que está compuesto por 7000 propietarios porteños que declaran una casa habitación con una valuación fiscal superior a los $30 millones. Esto significa que la valuación fiscal ronda los USD 270.000 pero el precio de mercado de esa vivienda supera los USD 960.000. Vale recordar que pagan por el excedente sobre el MNI (mínimo no imponible) para casa habitación”.

– “La reducción del déficit fiscal no está pensada de la forma tradicional, que es a través de un recorte del gasto público, sino a través de la mejora de los recursos tributarios y, en particular, con el aporte de los sectores de mayor capacidad contributiva”, expresó la titular de la AFIP durante su intervención en la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado. “La recaudación mejora por el crecimiento pero también hay una enorme responsabilidad y contribución desde la administración tributaria”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.