Lanús: Denuncian que asesinas prófugas estarían en Villa Diamante

La familia de Dylan Robledo, un joven de 20 años asesinado en Villa Diamante, Lanús Oeste, denuncia que es “extraño” que no encuentren a las dos mellizas acusadas y piensan que no se fueron “lejos” de Lanús. Aún más, sospechan que están en el barrio. El hecho ocurrió el 19 de septiembre del 2021 cuando Dylan recibió un disparo en la cabeza en una fiesta. Las dos jóvenes tienen orden de detención.

Marysol, madre del joven, aseguró: “Siguen investigando pero no las encuentran. Yo sigo esperando que las encuentren, uno se pregunta cómo puede ser si matan a una persona y no encuentran, es imposible”. 

Priscila y Brisa Acebey, hermanas entre sí, fueron acusadas de haberle disparado a Dylan en el marco de una fiesta y se encuentran prófugas de la justicia desde entonces. La familia de la víctima asegura que muchos vecinos las ven por el barrio y que están “protegidas” por alguien.

“Hay gente que nos dicen que las ven, se comenta que están por el barrio y no puede ser que no las agarren. Esto ya lleva más de medio año y esconderse tanto tiempo es raro”, contó la madre del joven. 

Marysol comentó que la causa posee múltiples pruebas en contra de ambas y los ocho testigos que dieron cuenta de lo que sucedió esa noche con Dylan, podrán probarlo en un juicio. 

Además, opinó que “hay otras personas” que no prestan su testimonio por “miedo”. “Es una familia muy pesada, se dedican a esto y mucha gente le tienen miedo por eso creemos que no dicen nada. La gente tiene miedo de dar su testimonio si ellos están a cargo de la villa”, aseveró.

En este contexto, la madre de Dylan relató que el lugar donde se hizo la fiesta “continúa abierto” y distintas personas, luego del asesinato de su hijo, salieron heridas de allí. 

“Ese pool sigue abierto como si nada, siguen lastimando gente. Si hubo más de 30 personas, por que declararon 8. tal vez hay alguno más que tapar una muerte no es tan fácil”, agregó.

La denuncia de la familia demuestra las mentiras de la gestión de Néstor Grindetti y Diego Kravetz en cuanto a su programa de seguridad, el municipio cuanta con un sistema de identificación facial y de patentes de vehículos, se jactan de poseer cientos de cámaras de seguridad, pero aún así, no han dado con las dos asesinas prófugas.

El hecho

Según la investigación, el 19 de septiembre en una reunión entre amigos, en la calle Talcahuano al 3600, una de las hermanas extrajo un arma de fuego para tomarse una fotografía y le disparó en la frente a Dylan Robledo que se hallaba en la reunión, y luego escaparon.

La causa fue caratulada como “homicidio” y quedó a cargo del personal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 del Departamento Judicial Avellaneda-Lanús, a cargo de Godoy Graciela Inés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.