José Sbatella será investigado por la justicia en el caso Schoklender

El titular de la Unidad de Investigación Financiera (UIF), José Sbatella, se convirtió ayer en el primer funcionario del Gobierno nacional en ser formalmente imputado judicialmente en las causas por el escándalo de los fondos públicos manejados por Sergio Schoklender en nombre de la Asociación Madres de Plaza de Mayo para la construcción de viviendas.

El fiscal Guillermo Marijuán dictaminó que el titular de la UIF, actualmente en México, debe ser investigado en una causa penal para determinar si cometió el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público. Es por la demora de casi un año que tuvo el organismo a su cargo en elevar a la Justicia una investigación administrativa abierta en ese ámbito sobre Schoklender  el mes pasado.

Entre otras medidas de prueba, Marijuán le pidió al juez federal Sergio Torres que cite a declarar como testigo a la diputada nacional de la Coalición Cívica (CC) Elsa Quiroz. Esta legisladora, junto con la diputada provincial bonaerense Maricel Etchecoin, también de la CC, habían denunciado el 18 de junio de 2010 ante la UIF un presunto caso de lavado de dinero a partir de información reservada que llegó a sus manos sobre la adquisición de terrenos en San Miguel por parte de Schoklender.

La información fue verificada por las legisladoras en el Registro de Propiedad Inmueble de la provincia de Buenos Aires y la Inspección General de Justicia (IGJ) antes de ser llevada ante la UIF, el organismo antilavado ahora en la mira de organismos internacionales.

Sin embargo, la UIF se tomó casi un año para elevar el asunto a la Justicia. Lo hizo el 1° de junio. Pero, lo más grave, fue que la denuncia se hizo una vez que tomó estado público el escándalo sobre Schoklender y sus manejos de dineros públicos. Además, despertó sospechas que el día anterior el propio Sbatella afirmara que no existían elementos todavía como para formular una denuncia penal.

Lo concreto es que al día siguiente llegaban a Tribunales las 4 mil fojas de la investigación llevada adelante en silencio por la UIF tras la denuncia de las legisladoras. A ella se sumó dos Reportes de Operaciones Sospechosas (ROS) elevados por dos entidades bancarias en torno a cuentas relacionadas con Schoklender y las firmas en las que aparece involucrado.

Los documentos llegaron a manos del fiscal antilavado, Raúl Pleé, quien inmediatamente hizo la denuncia penal y así nació la causa principal en que se investiga al ex apoderado de la Fundación Asociación Madres de Plaza de Mayo. Esta es la causa que lleva adelante el juez Norberto Oyarbide con la intervención del fiscal Jorge Di Lello.

Además de esta nueva causa que se abrirá con el dictamen de Marijuán sobre la actuación de Sbatella, existe un tercer expediente penal que investiga la presunta responsabilidad de funcionarios públicos en cuanto al control de los fondos administrados por Schoklender. Esta causa está a cargo del juez federal subrogante Marcelo Martínez de Giorgi y el fiscal Miguel Angel Osorio. Aquí están denunciados desde el ministro de Planificación Julio De Vido hasta la titular de la Asociación, Hebe de Bonafini. Quiroz dijo anoche que en caso de ser citada por el juez Torres ratificará “todo” lo que dijo en las últimas semanas. Quiroz recordó que Schoklender intentó saldar la deuda por la compra de los terrenos -en el marco de dos juicios que le habían hecho- luego de que lo denunciara ante la UIF. 

Perfil

NOMBRE: JOSE SBATELLA
CARGO: TITULAR DE LA UIF

Egresado de la Universidad Nacional de La Plata, este economista fue asesor del Partido Justicialista y de la CGT. A principios de la década pasada estuvo al frente de la Aduana, de la que se fue tras una pelea con el jefe de la AFIP, Alberto Abad. Hace dos años fue designado al frente de la UIF, el cuestionado organismo antilavado. 

Denunciante

La diputada Elsa Quiroz había denunciado a Sergio Schoklender por lavado de dinero pero Sbatella se tomó un año para llevar el caso a la Justicia. “Si me citan voy a decir todo lo que dije estos días. Llevamos las pruebas a la UIF.”

Fuente: Diario Clarín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.