Joaquín de la Torre, de funcionario de Vidal a peronismo no K

En una extraña maniobra política, ex funcionarios y aliados de Juntos por el Cambio, ahora se definen como peronistas no kirchneristas y pretenden restar votos al peronismo en una movida política ridícula y que solo puede prosperar ante un electorado sin memoria.

Con un brindis organizado por el concejal mandato cumplido de Lanús Gabriel Di Masi, entre la que se destacó la presencia del ex intendente Jesús Cariglino y otros políticos y referentes sindicales, se «lanzo» la candidatura de Joaquín de la Torre como gobernador.

Cualquiera que tenga un poco de memoria recordará que Joaquín de la Torre fue ministro de María Eugenia Vidal y uno de los principales defensores de la gestión que poco hizo por mejorar la provincia, incluso protagonizó un escándalo mediático cuando su hija Jacinta de la Torre se enfureció por el Decreto presidencia que limitaba la designación de familiares en el gobierno.

«En el afán de querer diferenciarse de los K hacen cada boludes (sic). Dios mío», escribió la joven en su cuenta de Twitter como respuesta a un tuit de ayer del Presidente en el que destacaba el decreto que verá la luz en las próximas horas, que impide que haya familiares directos de ministros en la función pública y que la gobernadora María Eugenia Vidal imitará en los próximos días. «Entonces espero que no haya inflación porque los empleados públicos también tienen que comer», volvió a escribir como contestación a otra frase del jefe de Estado, en la que daba cuenta del congelamiento de las paritarias para los funcionarios de mayor rango del gabinete nacional.

Por si faltara algo más que ponga en evidencia la improvisación de la reunión, poco les importó a los presentes respetar el distanciamiento y el uso de barbijos, el mal ejemplo lo dieron los referentes el propio Joaquín De La Torre, Jesús Cariglino y Gabriel Di Masi entre otros.

La publicación efectuada en un «medio» con pauta de Juntos por el Cambio es la confirmación de que esta gente tiene poco de peronistas y mucho de amarillos, sería más sincero que se presenten como oposición partidaria y no como disidentes peronistas.

Esto recién comienza pero promete ser un espacio divertido por las incongruencias políticas y sindicales de sus miembros.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.