Gerardo Milman, hipocresía miserable

De los impresentables ex funcionarios del macrismo, Gerardo Milman es sin dudas uno de los mejores exponentes de lo repudiable que puede llegar a ser un político.

Metido en la campaña política de Cambiemos, ignoro a qué descerebrado se le ocurrió darle espacio a un personaje que es uno de los grandes responsables de la inseguridad que nos dejó el macrismo, de la mano de Patricia Bullrich.

Los dos últimos años del macrismo, la inseguridad no solo creció en los delitos más habituales, Bullrich puede seguir mintiéndole a los ciudadanos que ignoran las verdaderas estadísticas pero no a alguien que a diario se informa, tampoco le puede mentir ella o Milman a quien lo tuvo frente a frente y sin ningún tipo de pudor Gerardo Milman no quiso investigar a peligrosas bandas criminales que se estaban formando en la provincia de Buenos Aires. Uno podría exculpar al ex secretario de seguridad interior por la competencia territorial, pero la seguridad bonaerense estaba en manos del ex ministro de María Eugenia Vidal Cristian Ritondo que poco hizo por la seguridad.

Gastaron millones, muchos en publicidad que hubieran sido más eficientes en equipar a la policía, que en montar ridículos videos de supuestos bunker de drogas que generaban risa.

Cuando Milman dice que poco se puede esperar de un gobierno que avala a delincuentes, me vino a la memoria su encubrimiento que es tan o más grave si discriminamos a cuántos ciudadanos afectan los delitos de los RAM o Mapuches comparado con las víctimas de las bandas que él no quiso investigar y desarticular. Incluso si quiere que haga cuentas y en el plano económico, los perjuicios de estas bandas del conurbano superan por lejos los daños que hoy tanto parecen preocupar a Cambiemos.

Esto no es una defensa de los actos criminales de los RAM, es poner las cosas en su lugar, me molesta que un ENCUBRIDOR e INEFICIENTE con total impunidad salga a opinar como si su gestión hubiera sido eficiente y transparente. Como ya lo mencione, podrán mentirle a muchos, pero siempre voy a recordarles que ustedes no son muy diferentes de lo que hoy denuncian, motivo por el cual no son ni un cambio ni una opción.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.