Gerardo Martínez y la mentira sindical de la UOCRA

Gerardo Martínez es uno de los sindicalistas más repudiados en el mundo sindical, desde las acusaciones en su contra como ex miembro de los servicios de inteligencia del Ejército Argentino y entregador de delegados propios y de otros sindicatos, a ser el conductor de una UOCRA que siempre es noticia por alguna denuncia o escándalo policial.

Dicen que la única verdad es la realidad y la realidad es que Gerardo Martínez ha encontrado un excelente negocio en el sindicalismo, con varios cargos en federaciones sindicales y representando a los trabajadores en la propia OIT, cuesta creer que este personaje solo se ocupe de los trabajadores en teoría y en los medios, pero que no se ocupe ni siquiera de las denuncias que le llegan a la UOCRA respecto a las condiciones laborales de los obreros, porque es justamente esa su función primaria y no la de gastar millones en viajes y conferencias mientras se expone a los obreros a sufrir accidentes evitables.

La cosa se agrava cuando esos obreros que se accidentan o a futuro perjudican su salud por la falta de elementos de seguridad e higiene terminan sin compensación alguna por lo vivido.

Desde El Sindical pudimos comprobar la veracidad de que al sindicato no le interesa la salud y las condiciones laborales de los obreros, enviamos una denuncia de una obra donde no se respetan la seguridad e higiene de los trabajadores y donde la contratación es irregular, la respuesta del sindicato nuca llegó.

Por ese motivo se hizo una recorrida de las obras que se llevan adelante en el partido de Avellaneda detectando que obras con presupuesto millonario y orientada a negocios inmobiliarios que dejan suculentos réditos, estaban en igualdad de condiciones, UOCRA central entonces dijo que habían girado la inquietud a la seccional local.

Sí aunque usted no lo crea, la solución fue se lo mandamos al impresentable de Héctor Villagra de quien ya hemos escrito y mucho, un personaje que tiene como una de sus principales actividades pasar horas en los bingos y quien desde hace años negocia a la baja las contrataciones de los trabajadores.

Si usted, Gerardo Martínez, es incapaz de ocuparse de que la UOCRA funcione, debería dar un paso al costado y dejarse de mamar de una teta que solo lo ha beneficiado a usted, hablar para los medios de los derechos de los trabajadores o viajar a Viena en realidad lo hacen un gran hipócrita que por no haber levantado en su vida una pared, desconoce lo que padecen millones de obreros de la construcción en la Argentina.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.