Ferraresi contra los Derechos Humanos

Yacoy-y-FerraresiPor distintos actos públicos y de sencilla comprobación, podemos asegurar que el intendente de Avellaneda y representante político de las banderas del kirchnerismo, en cuanto a progresismo y defensa de los derechos humanos, a la hora de tomas medidas en defensa de los derechos humanos de los vecinos de Avellaneda, padece unas sugestivas “lagunas mentales” y termina tomando medidas arbitrarias y más afines a los regímenes totalitarios. Pero para avanzar en el artículo, primero definamos qué son realmente los derechos humanos.

Definición de Derechos Humanos

Los derechos humanos son derechos inherentes a todos los seres humanos, sin distinción alguna de nacionalidad, lugar de residencia, sexo, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, o cualquier otra condición. Todos tenemos los mismos derechos humanos, sin discriminación alguna. Estos derechos son interrelacionados, interdependientes e indivisibles.

Todos los derechos humanos, sean éstos los derechos civiles y políticos, como el derecho a la vida, la igualdad ante la ley y la libertad de expresión; los derechos económicos, sociales y culturales, como el derecho al trabajo, la seguridad social y la educación; o los derechos colectivos, como los derechos al desarrollo y la libre determinación, todos son derechos indivisibles, interrelacionados e interdependientes. El avance de uno facilita el avance de los demás. De la misma manera, la privación de un derecho afecta negativamente a los demás.   

Don Jorge Ferraresi, intendente de Avellaneda

Jorge Horacio Ferraresi, es intendente del partido de Avellaneda, y como tal, posee un equipo de gobierno integrado por distintos funcionarios con áreas específicas, que en teoría, lo asesoran para que pueda asumir las mejores decisiones para los vecinos que lo han elegido para administrar los recursos del municipio y representar junto a los concejales electos, los destinos de esos recursos en beneficio de todos.

Lamentablemente, esto que en teoría debería ser una regla, tiene a la realidad como su mejor detractor, son muchos los casos públicos en los que el intendente ha demostrado estar muy lejos del discurso progresista y más aún del respeto por los derechos humanos de todos.

De forma injustificada y hasta torpe ha defendido y mantenido a un funcionario denunciado por un acto tan grave como lo es el discriminar a una niña con discapacidad, y tan lejos llega su desprecio por los derechos de los vecinos que no forman parte de su agrupación o ideología, que incluso premió a Federico Taboada con un ascenso y la incorporación como empleados del municipio a familiares, amigos e integrantes de la agrupación del impresentable muchacho de Wilde.

La frutilla de la torta que en esta caso pinta de cuerpo entero la política de derechos humanos en el municipio, la mamá de la nena discriminada fue al Consejo de Derechos Humanos del municipio que conduce Claudio Gustavo Yacoy, para lamentarse de que nada hicieron y hasta le dijeron que nada podían hacer, ya que funcionarios como Taboada solo podían tener una sanción de parte del intendente, hiciera lo que hiciera, ¿y los derechos de la niña?.

Más aún, es el propio intendente Ferraresi el que promueve la discriminación en su gestión, y vamos a detallar los hechos:

-Cuando la pauta oficial de prensa es asignada solo a los medios que “aportan algo” a la militancia.

-Cuando la pauta es aprobada por el intendente Ferraresi o el vice virtual Barrueco según intereses personales y no comunales.

-Cuando permite que un cine como El Cine de Wilde, sea administrado por un grupo de “personajes” que actúan como si fueran los dueños del lugar, olvidando que los recursos para su puesta en funcionamiento son públicos, reconocerles el trabajo no implica dejar que hagan lo que quieran.

-Cuando existen deportistas que son beneficiados con recursos que no necesitan, mientras a otros deportistas se los relega a una lista de espera.

-Cuando propuestas de vecinos para mejorar espacios jamás reciben respuesta, mientras a punteros se les llena de recursos que se despilfarran.

-Cuando no se atienden los reclamos de vecinos con carencias, pero sin ningún control se bajan materiales y mercaderías a punteros que ocupan casas para trabajar políticamente y nadie controla esos recursos.

-Cuando varios vehículos municipales son utilizados por choferes o funcionarios como autos personales, y se ve a camionetas identificadas con los logos del municipio realizando compras en supermercados chinos de Sarandí, o la misma camioneta de la secretaría de salud es vista llevando y recogiendo a sus hijos de la escuela, o paseando con su mujer.

-Cuando por cuestiones netamente políticas, se limita toda asistencia a los vecinos por parte de sectores municipales para ese efecto, pero se asignan comida, chapas, dinero y otros recursos a las agrupaciones propias como por ejemplo Eva Perón, que casualmente conduce el intendente Jorge Ferraresi, Hugo Barrueco, Magdalena Sierra, Jorge Fabián Calzoni, entre otros funcionarios.

Por estos días, un alto colaborador de Claudio Yacoy, confirmó a este medio, que desde el municipio por orden del intendente se cerró toda posibilidad de que las dependencias puedan brindar algún tipo de asistencia, incluso a los compañeros que militan en las agrupaciones que algunos funcionarios poseen, explicó que esto obedecía a que agrupaciones como La Cámpora, Eva Perón y Jota, se habían quejado de la gente que “mueven” algunos funcionarios, y que de esta forma se quiere acotar el poder de convocatoria por ejemplo de Claudio Yacoy, que lidera la Agrupación Liberación Nacional. Algo que antes no ocurría ya que muchos funcionarios de la gestión son familiares, militantes, vecinos y hasta conocidos de Yacoy.

Uno de los que más preocupado sobre la permanencia de Yacoy en la gestión y de la “gente que mueve”, es el actual subsecretario de Medios y Audiovisuales, Federico Taboada, el cual incluso le aseguró a nuestro medio que es un tipo de temer por muchas cosas en las que se lo vincula, siendo un tipo al que le deben favores hasta los que lo detestan, otro que disparó fuerte contra Yacoy fue el veterano concejal Degli Inocentti, el que incluso aseguró que le salvó la vida política varias veces frenando información, incluso fotos y videos comprometedoras. Pero de Claudio Yacoy nos ocuparemos en un próximo informe.

Idénticas quejas tuvimos de otros funcionarios que ayudan a comedores por ejemplo, que se quejaron del Secretario de Política Social y Desarrollo Humano Rubén “Tibu” Núñez, ha dejado de brindarles asistencia, dejando a muchos compañeros sin comida, ya que no todos los que militan acceden a puestos en el municipio, pero que siempre se los ayudó por lo menos con alimentos, algo que hoy, administran y distribuyen solo las agrupaciones que el intendente autoriza, si esto no es discriminación, se le parece mucho.

Resulta de una incoherencia insostenible, que un intendente que se presenta como “defensor de los derechos humanos”, tenga conductas que distan mucho de respetar los derechos humanos básicos de las personas, como lo son la vida, la salud, la vivienda, la educación y la participación política.

La vida porque no ha hecho nada por mejorar la seguridad en el municipio, las inversiones en cámaras, patrullas y equipamiento, no son más que gastos económicos que si no son puestos en las manos correctas, solo implica despilfarrar el dinero público, ha permitido de forma ya cómplice porque ha recibido las denuncias y tiene conocimiento de esto, la habilitación y funcionamiento de locales y comercios que incumplen las disposiciones vigentes de seguridad e higiene, incluso los propios requisitos municipales. Muestra un desprecio por la vida cuando permite que al HCD, concurran patotas armadas, que ingresan haciendo cordones y manejándose con total impunidad, esto muy bien conocido por su amigo y socio Hugo Barrueco presidente del HCD. No le interesan los derechos humanos de las víctimas de Trata de Personas cuando tiene concejales que se oponen a proyectos serios sobre el tema y por el contrario solo se aprueban breves campañas de difusión o alguna muestra artística que no suelen convocar al vecino común.

Desprecia la salud cuando las unidades sanitarias tienen un regular funcionamiento a malo, administrativos que no cumplen los horarios, falta de insumos, licencias reiteradas de médicos con problemas personales, como si el resto de los vecinos tuviera que ir solamente a atenderse, muchos de los cuales pierden días de trabajo, premios, etc.

No cumple con la Constitución Nacional en cuanto al acceso a la vivienda, cuando las obras son acaparadas por empresas de conocidos, funcionarios de la gestión o de su propia propiedad, pero esto se agrava cuando se utiliza como “mano de obra económica” a los cooperativistas. Más aún, cuando se realizan con empresas privadas convenios de dudosa transparencia como la entrega de terrenos a EXOLGAN a cambio de menos de la mitad de hectáreas que se reciben, sin que ningún concejal consultado a la fecha haya podido mostrar los correspondientes estudios de suelo e impacto ambiental, tienen los planos, la descripción del proyecto, pero ninguno pudo aportar el informe sobre las condiciones del suelo. Eso sí, hay un negocio millonario entre una agrupación política y la empresa para tratamiento de residuos.

No existe una real ocupación de la educación local, cuando existen escuelas en el partido que carecen de las condiciones básicas para los alumnos, falta de gas, falta de estufas, baños rotos, escuelas que se inundan, faltantes de raciones de alimentación, reducción de presupuesto escolar, todo esto mientras se brinda ayuda económica a clubes que por la calidad de sus socios no necesitan asistencia, clubes con comisiones truchas, clubes con trabajadores en negro, clubes que movilizan a sus socios a los actos políticos y eso les asegura un cheque y hasta deportistas que son ayudados por su amistad con el intendente. Pagos mensuales a bibliotecas que no tienen un lector hace meses, que no cumplen hoy un rol social, porque no tienen actividad real, más que la de reunirse los miembros de la misma, organizar alguna charla que justifique alguna foto y de esta manera mantener el subsidio.

Y finalmente la participación política, este es tal vez el derecho más complejo de comprender la forma en que se restringe desde el ejecutivo local, y es con lo que se denomina el clientelismo político, para los militantes y con la billetera para los dirigentes, así, el municipio financia a muchos “ñoquis” que pasan a cobrar por distintas dependencias del gobierno municipal, incluso algunos que forman parte de supuestas agrupaciones de la oposición, existen en Avellaneda, empleados municipales sin cumplir funciones desde hace muchos años, incluso algunos que hace años viven en otras provincias siguen cobrando del municipio, así administran estos políticos los impuestos de los vecinos de Avellaneda, una gran caja de negocios de la que participan muchos profesionales de Avellaneda, escribanos, abogados, médicos, empresarios, contadores, solo así, se puede asegurar un silencio de tantos años.

Incluso se atenta contra la libertad de prensa con el manejo discrecional de la pauta oficial, justamente un exponente de este modelo, en Avellaneda, Ferraresi, decide a quien sí y a quien no se le puede dar pauta, en ese universo, muchos van a comer de la mano del intendente a pesar que después son los primeros en criticarlo y enviar información a otros medios, quizás porque les pese en la conciencia saberse tan miserables para vender por unos pesos la dignidad.

Públicamente lo desafío al intendente Jorge Horacio Ferraresi a rebatir lo expuesto en este informe periodístico, a qué explique los motivos por los cuáles las irregularidades probadas y denunciadas continúan, y que sea él y no Pablo Vera, o el intendente teme no poder explicar lo inexplicable, tenemos un intendente valiente como se suele mostrar en los actos, o simplemente es la fachada de un hombre mediocre que no tiene argumentos para mostrar que no solo tiene capacidad para cambiar lo que no está bien, sino también el valor para representarnos a los vecinos.

 

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.