El PRO en Avellaneda, un rejunte de impresentables y mentirosos

Es increíble la capacidad de poner cara de nada y hacer falsas promesas que tienen los candidatos del PRO del partido de Avellaneda, tomando distancia de sus otros socios la UCR que tiene divisiones internas graves, los macristas intentan rearmarse y mostrarse unidos aunque más no sea para la foto.

Así, se los puede ver hacer campaña con las mismas mentiras de siempre, Rubén Conde al parecer ha tomado la decisión de rifar lo último que le quedaba de credibilidad al apoyar y promocionar a nefastos personajes de la política local que prometen una Avellaneda más productiva, mientras ellos despidieron trabajadores a los que no indemnizaron, ejemplo la curtiembre familiar del presidente del bloque Maximiliano Gallucci, quien por si fuera poco tuvo tres cargos y tres sueldos del Estado, se negó a entregar la declaración patrimonial pública y nunca explicó los motivos por los que fue expulsado de La Cámpora donde hablaba maravillas de Cristina Kirchner.

También prometen más seguridad, algo gracioso si tenemos en cuenta que en la foto de los impresentables tenemos a Maricel Marciano, concejal y esposa de Marcelo London, quien en su paso por la dirigencia del Club Boca quedó ligado a algunas investigaciones sobre algunos barras bravas, incluso fue noticia en el 2013 cuando fue detenido por la PFA, creo que no es necesario recordarles a los lectores de qué viven los barras de los clubes de fútbol y sus vínculos con delitos varios, digo, de qué seguridad habla esta gente?.

El otro gran mentiroso es el gran impresentable de Sebastián Vinagre, su paso por la Defensoría del Pueblo de Avellaneda lo mostró como lo que es, un oportunista y un estafador moral, la ética la perdió hace tiempo, durante su gestión y lo voy a recordar porque parece que la gente tiene mala memoria la defensoría tenía más gente de la que podía contener la oficina de Vinagre que el mismo se alquilaba, en una entrevista reconoció que había mucha gente que ni conocía y culpó de la lista de ñoquis al Secretario de Gobierno Fabián Orlando Monzón, al Presidente del HCD Hugo Barrueco y a los presidentes de los distintos bloques, «acá todos meten a algún militante», quizás por ello del tema nunca se ocupó ninguno de los «representantes», total los sueldos los pagamos los vecinos.

Damián Paz, sale posando gracioso en la foto y está bien, quien no estaría feliz y contento de vivir durante años del Estado por hacer de bufón y cada tanto salir a tocar timbre a los vecinos para hacerse el simpático y entre sonrisas y criticas seguir mintiendo con la impunidad que tienen los menos conocidos, debo reconocer que es uno de los mejores hablando y hasta podría decir devaluado por la política, porque como dice el refrán lo dejas hablar y te vende un buzón.

Rubén Conde a quien le tenía aprecio terminó mostrando ser un personaje sin convicciones, puedo respetar al que piensa distinto, pero no al que por cobarde o ambicioso es capaz de mentirte en la cara y Conde les mintió a los vecinos en la cara cuando prometía seguridad, les pedía que le escriban denunciando y luego no hicieron nada, ni sus vínculos con el impresentable de Cristian Ritondo que montaba allanamientos ficticios y el otro mentiroso de Gerardo Milman que como segundo de Patricia Bullrich se negó a por lo menos investigar delitos graves en Avellaneda, como narcotráfico y piratas del asfalto, Conde lo sabe muy bien y a pesar de eso, se sigue prestando a las mentiras y las promesas que nunca cumplieron y obviamente no cumplirán.

Es más que obvio que la seguridad en Avellaneda no ha sido una prioridad, la injustificada permanencia y ascensos de Marcelo Rey en la Secretaría de Seguridad son preocupantes pero de eso ninguno de estos impresentables de la oposición han denunciado alguna vez, raro no? o tal vez, ninguno tenga la cola limpia para puntualizar reclamos y por eso solo denuncian generalidades, como si la inseguridad no tuviera nombres y apellidos.

Así hacen política, con falsas promesas, fotos donde sonríen como ridículos porque no hay nada para sonreír en la política, se tienen que poner a trabajar, algo que los de la foto no conocen, den un paso al costado y que venga gente con ideales, caras nuevas, ustedes ya cansan, son más de lo mismo y para peor no se les cae una idea.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *