Dueño de La Salada acusó a Ritondo de querer “arreglar el manejo de la vía pública” en esa feria

El dueño del complejo La Salada, Jorge Castillo, acusó al diputado de Juntos por el Cambio, Cristian Ritondo, cuando era secretario de Seguridad provincial, que le “mandó a un secretario para arreglar el manejo de la vía pública” en la feria conocida como Punta Mogote “que equivalía a Tres millones 600 mil dólares mensuales”, y sostuvo que por negarse a participar fue detenido en 2017.

“Ritondo me mandó a un secretario para arreglar el manejo de la vía pública de La Salada. Quería la caja de esos 12 mil puestos (de la vía pública), que equivalía en aquel momento a Tres millones 600 mil dólares mensuales, la famosa caja política”, sostuvo Castillo por Somos Radio AM 530.

“Ritondo me daba apoyo judicial, policial y político” a cambio de eso, agregó.

Castillo, también conocido como “el rey de La Salada”, fue detenido en junio de 2017 acusado de asociación ilícita, lavado de dinero y evasión impositiva. Estuvo preso durante dos años y cuatro meses, hasta que a fines de 2019 le otorgaron la prisión domiciliaria.

Al ser consultado por el nombre del secretario enviado, precisó que se trataba de “Marcelo Rochetti, el jefe de Gabinete de Ritondo” y hoy “abogado defensor de la Gestapo”, en referencia al caso surgido después de conocida la reunión de exfuncionarios y agentes de inteligencia en 2017 para supuestamente armar causas contra gremialistas.

“Está todo enredado”, amplió Castillo sobre la conexión entre ambas causas y consideró que en su caso “no soy enemigo político de ellos” (en referencia al macrismo), ya que inclusive “llegué a colaborar logísticamente” con el Gobierno de (María Eugenia) Vidal.

“Querían quedarse con la caja de La Salada, y como yo me negué, pertenezco a la mafia”, explicó el motivo de su detención en 2017 y añadió que “creían que sacándome del camino, se quedaban con La Salada sin ninguna discusión”.

En la misma línea, aseguró que “todo está denunciado en el juzgado federal” y afirmó tener “pruebas” que la justicia “no buscó” para determinar si “mentía o no y dejó todo ahí”.

También pidió que la justicia investigue “la plata que tiene Ritondo en las declaraciones juradas” para averiguar de “dónde la sacó” y señaló que el presidente del bloque de diputados de JxC “es el alma mater de todas las cosas que se hicieron en la provincia de Buenos Aires”.

Por otro lado, también apuntó contra el Procurador bonaerense Julio Conte Grand, por haber sido “ministro de Vidal” (fue secretario Legal y Técnico) y terminar “siendo Procurador”.

“Ellos son los puros y castos de la política. Terribles malandras, que dejaron endeudado al país”, ironizó.

Y cuestionó al radicalismo, al que aseguró pertenecer: “Hoy el partido está manejado por mafiosos delincuentes que como viven de la billetera del PRO, van a seguir ahí hasta que la entiendan”, concluyó.

Las declaraciones de Castillo tienen cierto correlato con la realidad política que se vivió en ese entonces, ya que una denuncia por agosto del 2018 de Elisa Carrió donde denunciaba a Marcelo Rocchetti de ser uno de los operadores judiciales junto a Alfredo Freddy Lijo, motivo la renuncia de Rocchetti como Jefe del Gabinete de asesores de Cristian Ritondo.

Marcelo Hugo Rochetti (extracto de Agencia ANCLA)

Efectivamente, Marcelo Hugo Rocchetti ocupó cargos destacados tanto en el gobierno de la Ciudad como en el de la provincia de Buenos Aires, ya bajo gestión de María Eugenia Vidal. En diciembre de 2007 había sido designado por la gestión de Macri en la ciudad en el cargo de Director de Seguridad de la Legislatura porteña; posteriormente, fue Jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad bonaerense que conduce Cristian Ritondo, hasta que fue eyectado por una denuncia de Elisa Carrió.

Además su trayectoria como letrado lo muestra frecuentemente ocupado en la defensa de policías acusados por gatillo fácil y corrupción.

En el estudio del abogado Marcelo Rochetti se destacaban “el título de abogado penalista, los diplomas de cursos en la Policía Federal y una bandera de Estados Unidos”; lo contó un artículo publicado en Clarín en el año 2008, cuando Rocchetti había sido designado al frente de la Seguridad de la Legislatura porteña. No es sólo un dato de color: muestra la afinidad del personaje con factores de poder que han cobrado un protagonismo mayúsculo con la gestión de Cambiemos al frente del Ejecutivo Nacional.

La nota mencionada también consignó que el propio letrado se reconocía “amigo” del Jefe barrabrava Rafael Di Zeo, de quien fue abogado defensor; esa relación es una de las primeras que se mencionan cuando se habla de Rocchetti, aunque un repaso a la lista de defendidos muestra que sus relaciones son abarcativas: la nómina de clientes de Rocchetti muestra que estuvo siempre en la misma vereda:

  • Ex comisario Norberto Gaudiero, condenado por el Tribunal Oral Federal N°6 como responsable de homicidio culposo contra tres personas, perpetrados en el marco de la represión de los días 19 y 20 de diciembre de 2001. En aquel momento se desempeñaba en la Superintendencia de Seguridad Metropolitana.
  • Cayetano Grecco, titular de la Comisaría 24 de La Boca, a quien los militantes de la Federación de Tierra y Vivienda responsabilizan por la protección de la que gozaba Juan Carlos Duarte, vendedor de droga y asesino del militante Martín “Oso” Cisneros.
  • Roberto Giacomino, ex jefe de la Policía Federal, condenado a 3 años de prisión en suspenso por fraude al Estado; Giacomino contrataba empresas cercanas a su familia con fondos de la obra social policial.
  • Luís Luque, efectivo de prefectura que asesinó de un balazo a quemarropa a Mabel Guerra, de 17 años, e hirió a Gianina Lobos. Luque aseguró que había disparado porque las jóvenes llevaban una imitación de un arma de puño, aduciendo que él sólo se había defendido. La versión fue desacreditada por los vecinos, a pesar de lo cual el prefecto logró (CORREPI)
  • Uno de los pilares de la denuncia de Carrió contra Rocchetti fue su rol como abogado defensor del ex Jefe del Ejército César Milani. El letrado representó al ex militar en la causa que se le inició por la supuesta “zona liberada” en torno al edificio donde vivía el difunto fiscal Alberto Nisman.

La nómina incluye también al ex jefe de la barrabrava de River, Alan Schlenker.

En muchos casos, la vinculación de Rochetti con sus defendidos fue más allá del rol profesional: según repasa el portal Nuestras Voces, integró junto a Giacomino un equipo de asesores de Carlos Stornelli cuando éste se desempeñaba como Ministro de Seguridad de Daniel Scioli.

Otros antecedentes

En julio del año pasado, La Nación difundió que Rochetti era socio de una aseguradora que había adquirido una veintena de autos de lujo, pese a tener un déficit de $251 millones; uno de esos autos, un Porsche coupé valuado entonces en $3 millones, era usado por el abogado.  Sobre este tema versa la denuncia presentada por Carrió, acusando a ROccheti de pertenecer a una asociación ilícita, lo que derivó en su renuncia como funcionario bonaerense.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.