Diego Kravetz un funcionario con los huevos ¿de adorno?

Diego Kravetz sigue a full con su campaña personal de instaurar su imagen en el territorio de la tercera sección electoral, por eso fue sembrando referentes en los partidos cercanos a Lanús con la financiación de Horacio Rodríguez Larreta y Néstor Grindetti, ambos también en campaña.

Desde el comienzo de su gestión como funcionario responsable de la secretaría de seguridad Diego Kravetz se comió el personaje de una especie de Ranger del Conurbano pretendiendo emular a Chuck Norris, apelando a un discurso de mano dura y a confundir a los vecinos con algunas mentiras que se suelen repetir y de tanto repetirse muchos creen que son ciertas.

Así Kravetz propone proyectos de Ley ridículos y que no cambian nada, pero él insiste en que es un erudito del derecho cuando le conviene y suele comportarse más como un encubridor y cómplice que como un verdadero justiciero.

Criticas a la justicia

El jefe de gobierno de Lanús, suele criticar a la justicia denunciando que hay jueces garantistas, que hay que reformar las leyes para que los delincuentes no salgan y que el oficialismo liberó a delincuentes graves para que nos roben, nos maten y nos violen.

Nunca a la fecha lo he leído o escuchado hacerse cargo de su gran responsabilidad en la designación del Fiscal General del Departamento Judicial Avellaneda-Lanús, Guillermo Castro Moure, un personaje de la justicia que tiene a cargo los fiscales de las UFI de instrucción y juicio, además de ser el primer responsable del trabajo de los fiscales, es decir, no debería intervenir en las causas que llevan adelante de no existir una denuncia, pero sí debe instruir la forma de trabajo de los fiscales y ejercer las recomendaciones o sanciones que correspondan.

En este caso particular, los fiscales de Avellaneda y Lanús suelen abusar del Art. 161 del Código Procesal Penal de la provincia de Buenos Aires, lo que traducido es, que los delincuentes aprehendidos por la policía son liberados.

Entonces Kravetz miente al igual que Néstor Grindetti que operaron políticamente para que el fiscal general sea Castro, un personaje que ya traía ruido de su paso por la justicia de Lomas de Zamora cuando era secretario del ex Juez de Garantías Eduardo Horacio Tubío un personaje que curiosamente con un sueldo de magistrado tenía como hobby coleccionar caballos pura sangre o viajar por el mundo, entre otros lujos poco claros. Es decir no buscaron alguien impoluto sino alguien con quien se puede «negociar» y hacer política.

Miente cuando habla de que la seguridad se mejora cambiando las leyes, el problema es que los que deben hacer cumplir la Ley, están con otras prioridades e intereses.

Miente cuando dice que el gobierno liberó asesinos y violadores, se liberaron delincuentes, con distintas imputaciones, pero el pedido y esto se sabe el que quiere lo puede buscar y comprobar, por un pedido a los defensores oficiales del Procurador General de la Provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand, que no es oficialista, que se reúne con Mauricio Macri y está sospechado de ser parte destacada del espionaje y armado de causas en la provincia de Buenos Aires.

También miente cuando habla de que en Lanús están combatiendo el narcotráfico, justamente en la provincia de Buenos Aires desde que Conte Grand es el Procurador bajaron los allanamientos y secuestro de drogas y en los barrios han crecido los puntos de venta de drogas.

Para el circo mediático que le gusta a Diego Kravetz, solo se detiene en Lanús a pequeños dealers con dosis de entre 10 o en el mejor de los casos 30 bolsitas de sustancias de baja calidad, lo que no afecta a los narcotraficantes y solo sirven para hacer estadística, porque para dar un ejemplo en un radio de 4 manzanas donde hay entre 5 o 7 lugares de venta se allana 1, no cambia nada para nadie, le compran al de al lado o al de la vuelta.

Nunca ha criticado directamente ni él ni el intendente al jefe de drogas de Avellaneda-Lanús o a la Departamental de Lomas de Zamora, primeros responsables del combate contra la droga y que llevan años de ineficiencia y denuncias por corrupción, donde hasta se mataron con policías de la PFA en un hecho que nunca se aclaró.

Las criticas a las políticas de seguridad van por el mismo camino, si en Lanús quisieran trabajar para mejorar la seguridad de los vecinos lo podrían hacer, pero se sabe que la política es cara y se necesitan cajas de recaudación, por eso extraña que un tipo como Kravetz juegue al inocente cuando no lo es.

En esa línea, a la fecha sigue en silencio respecto a las denuncias contra un hombre de su secretaria Hugo A Lico, quien además es un puntero político en el Club Villa General Balcarce de Remedios de Escalada, lo que lo deja en evidencia como un tipo que pregona una cosa y hace otra.

Para concluir, si Diego Kravetz dice que: “La política no tiene huevos para resolver los problemas de seguridad” entonces que se toque y se asegure no haber sido víctima de la inseguridad y alguien le haya robado los huevos, porque solo los cobardes mienten, los cobardes encubren a acosadores, los cobardes no denuncian a fiscales o jefes policiales corruptos, los cobardes se esconden en un cargo.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.