Denuncian a Comisario General de la Bonaerense por comentarios sexuales degradantes a cadetas

El Comisario General Néstor Guillermo Villegas, de 48 años, fue denunciado en el área de Asuntos Internos y en la Justicia penal por 30 cadetas de la escuela Coronel Julio Dantas, en el complejo policial Juan Vucetich en la zona del parque Pereyra Iraola.

Según confirmaron fuentes judiciales, Villegas, que se desempeña como profesor y dicta clases sobre cibercrimen, hizo varios comentarios de contenido sexual que las alumnas, todas ellas mayores de edad, consideraron degradantes.

“Lo único que tienen que saber ustedes es que en la comisaría van a intentar dos cosas, cogerlas o cagarlas. Como ustedes son nuevas para no pagar derecho de piso, tienen que coger con su jefe para estar más acomodadas”, es un comentario atribuido al docente. “El uniforme debían tenerlo suelto, porque esa era la regla, aunque a mí me hubiera gustado que tengan la fajina apretada al cuerpo, que les marque el pantalón, la cola y que la camisa les quede ajustada al pecho”, es otro.

También, constan ejemplos con vibradores y juguetes sexuales para graficar cómo operan los algoritmos de los motores de búsqueda, detallaron fuentes a Infobae.

Ante estas denuncias, el comisario fue desafectado de su cargo con un expediente en su contra iniciado en Asuntos Internos. También, la denuncia penal por averiguación de delito es investigada por la UFI N°4 de Berazategui a cargo de la fiscal Silvia Borrone.

Las víctimas pertenecen a dos comisiones que estudian bajo la modalidad burbuja en la escuela Dantas. Las alertas llegaron a través de las entrevistas de las estudiantes con formadoras, efectivos en equipos interdisciplinarios que tienen el rol de enlace entre los cadetes y las autoridades de la fuerza. Allí, las alumnas manifestaron lo ocurrido.

Carrera policial y polémicas

Comisario General Superintendente de Inteligencia Criminal, Técnico Superior en Programación ;Analista de Sistemas de Información; egresado de la Escuela de Defensa Nacional en la carrera de Maestría de Defensa Nacional; Docente de institutos de formación básica y superior de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, en las tecnicaturas superiores de Investigaciones en Función Judicial; Narco-criminalidad; Inteligencia Criminal y Cibercrimen; docente del Instituto Universitario de la Policía Federal Argentina y de la Universidad Católica de La Plata en las carreras de Licenciatura en Seguridad.

Villegas tiene en su carrera policial también zonas oscuras, fue durante muchos años objeto de denuncias internas y señalado como uno de los «hombres fuertes» del ex jefe de policía Hugo Matzkin con quien dicen armó una línea de «espionaje» con nexos en inteligencia con otras fuerzas de seguridad e incluso el Ejército argentino cuando Daniel Scioli era gobernador y el caudal de información más la fama de ser el «hacker policial» lo pusieron en un lugar de privilegio durante la gobernación de María Eugenia Vidal, incluso dicen que Cristian Ritondo lo recomendó a Sergio Berni como uno de los candidatos a ser el jefe de policía. Pero su carrera policial se estancó, había tenido una historia problemática reciente en la fuerza. Con un cargo jerárquico en la gestión del anterior ministro -Cristian Ritondo-, chocó con las nuevas autoridades de la era Berni y fue removido de funciones operativas por supuesto mal desempeño, según confirmaron fuentes policiales. Luego, fue enviado a dar clases a la escuela Dantas gracias a sus títulos habilitantes.

Las críticas a Villegas fueron muchas entre ellas el uso abusivo del software “i2”, un programa supuestamente destinado a investigar el crimen organizado de la provincia. Fuentes de inteligencia cercanas al ingeniero Jaime Stiuso confiaron que la oficina conocida como “i2” está ubicada en el segundo piso del segundo patio del edificio del ministerio.

Resta saber si la denuncia prosperará o Villegas tome medidas preventivas para salir con bajo daño de una conducta que demuestra su impunidad para creerse por sobre el resto de los mortales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *