Cuestión de fe

En esta editorial, quiero hacer mención de la fe que toda persona profesa, sea en una religión, en un culto o en su propia realización personal, pero todas son importantes para quien la profesa y por ese motivo hay que dejar de demonizar ciertos lugares donde se conjugan todas las creencias, el mal en todo caso no está en los objetos sino en quien la desea y en quien la practica.

En busca de comprender y saber visitamos con Ruth Gómez una importante santería del conurbano ubicada en un lugar estratégico como es la estación ferroviaria de Lanús, donde muy amablemente nos recibió Mariano y pudimos tener una entrevista objetiva de la fe en todas sus diversidades.

Entrar a una gran santería tiene un colorido visual que impacta porque allí conviven imágenes, libros, música y elementos que se utilizan para desarrollar la fe en las distintas creencias y en los que buscan «limpiar» su alma, su aura o su hogar.

El culto y la creencia no es un reflejo de la condición social de quien profesa determinada fe, sino que la veneración implica el pedir y el agradecer, en ese ida y vuelta de que es también el saber dar y recibir.

Como no todo es lo mismo, si buscas un lugar donde encontrar lo que buscas para tu fe, sin buscar darte un servicio por el que tengas que pagar, sino simplemente brindarte calidad y variedad, sin dudas tengo que recomendar La Santería de la estación de Lanús.

Los invito a escuchar la editorial recordándoles que lo importante es respetar la fe de los que no profesan nuestro credo, porque el desconocimiento nos aleja, la falta de respeto nos enfrenta y hay un país que necesita que seamos de verdad solidarios.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.