Carolina Losada, vicepresidentA del ridículo

Carolina Losada es uno de esos casos de estudio que seguramente puede sorprender a muchos, donde alguien sin ninguna experiencia política presta su cara conocida en los medios para traccionar los votos de quienes creen en la independencia de algunos seudo periodistas.

Sin ninguna propuesta concreta, Carolina Losada hacia en campaña expresiones de deseo al estilo de las reinas de belleza de alguna película pochoclera como pedir la paz en el mundo, lo único concreto era que ella se iba a negar a decirle a Cristina presidenta, porque el cargo es presidente y esa frase combativa le hizo sumar algunos votos de quienes odian a Cristina con todo su ser.

Pero Carolina Losada demostró que sin tener ninguna experiencia sí aprendió algo común en los políticos locales y es a defraudar, aún no había jurado como senadora que se sumó a la interna radical y de juntos, para desplazar a Martín Loustau y quedarse con la vicepresidencia segunda de la Cámara de Senadores.

Así las cosas Carolina Losada no solo no hizo comentario alguno al comunicado de la UCR donde la menciona como vicepresidenta, sino que más tarde ella misma agradeció su designación usando la palabra VICEPRESIDENTA.

Nunca fue una periodista brillante ni tiene méritos por alguna investigación o trabajo periodístico, lo suyo siempre fue la rosca y el mostrarse más como una especie de modelo que como una periodista seria, ahora arranca su historia como política mostrando que es una enorme mentirosa.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.