Carla Spennato y Victoria Caster, golpismo en redes sociales y censura

Ya es algo sabido que la apuesta de Marcos Peña de invertir millones en las redes sociales para influenciar en los usuarios y desde allí sumar posiciones fue un trabajo impecable, diseñado a la medida de lo que es el macrismo y sus amigos, incluídos la ex primera dama Awada respecto al trabajo irregular.

No solo se trabajo y se trabaja desde los búnker de los famosos trolls, también hay free lance que desde su domicilio operan en las redes, pagar suscripciones y a la vez gestiones pautas con el gobierno de CABA, brinda impunidad en sitios como Facebook donde se puede crear un grupo para engañar a los vecinos y publicar cualquier cosa sin que haya sanciones.

El grupo de Facebook vecinos de Avellaneda, fue creado en octubre de 2018 bajo la denominación Avellaneda en Alerta, con la finalidad de mostrar todo lo malo que pasaba en Avellaneda y ayudar a que el impresentable de Luis Otero tuviera alguna chance frente a Jorge Ferraresi, la realidad es que la actividad del grupo solo polarizó las posiciones de los vecinos a favor y en contra del intendente y mientras se eliminaba del grupo a los vecinos que no criticaban la gestión se le dió protagonismo e impunidad a un muchacho de Dock Sub, militante de la Juventud de Cambiemos que incluso insulta y amenaza a vecinas sin que se le llame la atención, con los hombres por el contrario el «muchachito» que se burla del hijo del presidente pero se muere por vestirse igual, se asusta.

Un grupo de supuestos vecinos que solo admite publicaciones contra el gobierno nacional, provincial y municipal, no representa a los VECINOS, deberían cambiar el nombre y quitarse la careta para que entonces no engañen y sea un grupo de la misma ideología, pero claro, de ser así, no podrían publicar insultos, amenazas y alentar un golpe, tampoco tendría sentido que pidan se termine el gobierno, no sería una novedad.

A la fecha no han publicado una sola propuesta seria, todo se resume en mentiras, comentarios sin fundamentos, alentar la violación del distanciamiento social e instigación a cometer delitos, motivos por los cuales espero la justicia se ocupe de los administradores del grupo, aún cuando existen perfiles truchos, se puede determinar desde donde se realiza la actividad y si necesitan pruebas, varios vecinos eliminados me han hecho llegar capturas de lo que les dijeron antes de eliminarlos.

Todo es muy divertido mientras solo sean comentarios, debates o hasta puteadas entre adultos, pero deberían pedirle asesoramiento a los abogados de JxC para no cometer delitos.

Hasta ahora me mantuve al margen, pero ya que tienen ganas de jugar, juguemos, quien haya sido maltratado en el grupo que se ponga en contacto.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.