Avellaneda:Oportunismo político en la cobertura del crimen de Elsa Tolay en Sarandí

Elsa-TolayExisten pocas personas capaces de no respetar el dolor de las víctimas, de manipular los sentimientos y promover cualquier acción con tal de tener una primicia o de manipular hechos sociales graves con lo peor de la política.

El pasado sábado 30 de agosto, promediando las 22:15 hs. un hecho criminal ocurrido en la localidad de Sarandí, partido de Avellaneda, en la calle Pitágoras 3793, que tuvo como víctima fatal a Elsa Tolay, desencadenó a nivel local, una catarata de acusaciones contra el intendente de Avellaneda Jorge Ferraresi, porque se vinculó al acusado del crimen Rogelio con la gestión, ya que su madre conocida militante del peronismo en el barrio apodada «La Ñata» desde hace años posee un comedor copa de leche y está vinculada a un jardín de infantes municipal.

Desde nuestro medio ya varias veces advertimos a los lectores sobre la extraña forma de hacer periodismo de algunos medios locales, que parecen no conocer la realidad de lo que sucede en Avellaneda, o peor, algunos que por la «pauta» rifan la poca credibilidad con la que cuentan, ya hace más de un año, habíamos advertido sobre un medio local, por llamarlo de alguna forma ya que nadie ha visto una facturación del mismo, que publicitaba un local que no contaba con habilitación municipal, y al que le importaba poco que se pudiera desarrollar un accidente durante los shows como el de Cromañón, al permitir el ingreso de mayor cantidad de gente de la capacidad que tenía el lugar.

Este mismo medio, ha realizado infinidad de denuncias contra funcionarios, contra el intendente, pero nunca ha publicado que alguna de estas denuncias las hayan acompañado en sede judicial. Incluso ha exagerado muchas de las noticias con el único fin de causar antipatía entre los vecinos y los funcionarios sean estos municipales, judiciales o policiales.

Muchas veces lo que se informó terminó siendo erróneo y no se le dio a esa retractación el mismo espacio y difusión.

Pero es en el tema de la inseguridad donde este medio ha encontrado un lugar para «adueñarse» del pedido de justicia, siempre mediático, nunca han aportado una propuesta a los familiares de las víctimas, por el contrario, siempre las sugerencias son de fogonear los ánimos, con la excusa de que así se llama la atención de los medios grandes, quien haya leído sus muros en Facebook, puede encontrar sugerencias desde «dar vuelta la comisaría» hasta «hay que prender fuego un par de patrulleros», sin que el responsable moderara estos comentarios, porque es justamente su mensaje, que la gente está cansada de que la roben y la maten, apelando con algo tan básico a generar enojo y revancha en quienes sufren.

En este hecho puntual, la necesidad de utilizar políticamente este hecho trágico, ha llevado a Marcelo Brunwald, a pasar toda ética, basta leer los errores de ortografía de la nota en su blog para darse cuenta que informar como un periodista tratando de escribir correctamente es lo que menos le importa, como tampoco le importa desde su blog En La Mira, ocultar información a los lectores.

Cuando advertimos que a diferencia de la cobertura de otros medios, se insistía en acusar en su programa de radio abiertamente y sin vueltas, al intendente Jorge Ferraresi de proteger y encubrir asesinos, y de ser el acusado del crimen Rogelio, un puntero político, esperábamos una vez más que estas denuncias no quedaran solo en palabras, pero no, una vez más volvió a buscar un rédito político con la muerte, en uno de los muros de Facebook, mantiene como foto de cabecera el velatorio de la víctima, pareciendo ignorar que la señora tiene hijos, esposo y familiares que no necesitan estar viendo la foto de quien hoy no está en uno de los momentos más tristes.

Y es así, como hay quienes aprovechando el dolor son capaces de proponerle a un viudo, acompañarlo y filmar si va a romper algo, solo un verdadero idiota puede pensar así. No intentar contener a quien sufre.

El señor Juárez, sabe muy bien que los delincuentes se equivocaron, como también sabe que es un barrio complejo, que existe mucha miseria y que muchos jóvenes se han volcado a las drogas, agradeció al personal policial que lo asistió, se negó como buen hombre de bien a generar cualquier acto violento o prestarse a un manejo político.

Políticos locales consultados se mostraron sorprendidos por la virulencia de la nota de En La Mira, para con el intendente, ya que cuando no jugaba a ser periodista para vestirse de impunidad y decir cualquier cosa, intentó ser político, pasando por casi todos los partidos conocidos y desconocidos, y en esa experiencia política, todos señalan que Brunwald, sabe muy bien que Rogelio conocía y muy bien a quien hoy el medio vende como una promesa política local Maximiliano Álvarez, hijo de María de Jesús Balbuena, con quien la Ñata compartió militancia, de hecho la loza del comedor fue realizada durante la intendencia del senador Cacho Álvarez. Todos los políticos locales sabían muy bien de los problemas de adicción y delincuencia de Rogelio y de los pedidos de ayuda de su madre para internar a su hijo.

Nadie pone en duda que los involucrados tienen que ser detenidos y juzgados con la máxima dureza, pero no se puede hacer política con la sangre de las víctimas, los que quieran hacer política que salgan al ruedo y blanqueen con los vecinos sus aspiraciones.

Pero que se puede esperar de un personaje que es capaz de recorrer el HCD de Avellaneda, en compañía de alguien de la Clínica Nuestra Señora de la Dulce Espera, sin respetar tampoco el dolor de los padres de bebés. Hay que ser muy rata, también para mentirle a la gente que concurre a las marchas de Wilde pidiendo seguridad acusando a periodistas no solo independientes, sino con coherencia entre lo que escriben y lo que hacen de ir a espiar vecinos, cuando es el propio medio En La Mira el que sube las fotos de los que concurren a las marchas, ¿para qué alguien necesitaría hacer fotos si solo es para identificar gente?.

En la entrevista de nuestro medio al viudo simplemente desarrollamos brevemente todo lo que hablamos off de record porque no necesitamos el morbo, no suma nada a las víctimas mostrar irrespetuosamente el velatorio, cuidamos al familiar en la entrevista, destacamos lo único que importa, el pedido de justicia, Ferraresi no es ni Juez ni Fiscal, quienes son los que ahora deben actuar con celeridad, para que los prófugos cuanto antes sean detenidos y declaren.

Nuestro medio es uno de los pocos que tiene la independencia de poder criticar a la gestión o al político que corresponda, porque siempre primero estamos del lado de la gente.

Cuando uno escucha de boca de este señor, a quien invitamos públicamente a mostrar su facturación, hablar de que hay medios que operan políticamente para tapar la inseguridad, cuesta creer semejante hipocresía de un tipo que hasta ha manifestado estar de acuerdo en politizar las marchas por seguridad con tal de que no decaiga el número de concurrentes.

Ante esto, no tenemos otra posición que la de responsabilizar a quienes acompañan a este señor de cualquier acto que desvirtué un genuino reclamo de justicia. En la historia solo las revoluciones buscaron instaurar derechos mediante el uso de la violencia y han sido contados los hechos revolucionarios que fueron en beneficio de la sociedad.

Nuestro medio tiene una amplia trayectoria acompañando a familiares de víctimas, siempre desde el apoyo, del asesoramiento y el reclamo en los lugares correctos, hace mucho tiempo, que le he perdido el miedo al cuco, las advertencias y amenazas encubiertas hechas a mí persona, para que deje de investigar y publicar notas que tienen un respaldo, de las que hay documentación para defender lo publicado donde sea, las agradezco, pero como dice la frase «En una época de engaño universal, decir la verdad es un acto revolucionario«, está es mi revolución.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *