Avellaneda, el municipio financia a sus agrupaciones políticas

Ladran!!!

En busca de fortuna y de placeres Más siempre atrás nos ladran, Ladran con fuerza… Quisieran los perros del potrero Por siempre acompañarnos Pero sus estridentes ladridos Sólo son señal de que cabalgamos

Bueno, parece que la nota donde recordábamos que el Centro Cultural Juana Azurduy de Gerli, fue generador de discusiones políticas y vecinales cuando el hoy subsecretario de Defensa del Consumidor Marcelo Fisicaro, rompió los candados del lugar y a partir de allí, se produjeron faltantes de elementos que había dentro del lugar y el Centro Cultural pasó a ser un lugar de actividades políticas o recitales ilegales con entrada paga obviamente. Le moleste a quien le moleste, entregar subsidios a instituciones que están okupadas por funcionarios del municipio no solo es desprolijo, sino de dudosa ética y legalidad si nos remitimos a la Ley 25.188, dudo que los vecinos en su conjunto compartan la idea de que el municipio financie las actividades políticas de sus agrupaciones, ese dinero debería tener un destino que mejore la vida de los vecinos y no el oportunismo de hacer política gratis para ellos y muy cara para los vecinos. Son cientos los clubes de barrio y centros culturales en Avellaneda que se encuentran en situaciones similares, el avance de la política sobre ellos no fue algo inocente y obvio que además de ser centros políticos son generadores de ganancias para los que los administran como si de «kiosquitos polirubro» se tratara.

El silencio de la oposición que se encuentra en el HCD confirma una vez más, que la política los tiene a todos manchados por igual, así, los concejales de la oposición por su silencio obtienen algunos beneficios que pagamos todos como ser condonaciones para propios y allegados, es decir, con el dinero que todos aportados, ellos lo reparten para hacer política.

No son inteligentes porque se creen impunes, por eso lejos de sentir vergüenza suben fotos mostrando que como son gobierno hacen lo que se les canta y no rinden cuentas de sus actos, como no son inteligentes creen ver en el ejercicio del periodismo independiente una intencionalidad política o peor aún, acostumbrados a manejar la editorial de los medios locales con la pauta oficial, creen que otro paga para perjudicarlos.

Mis estimados chichipíos, ustedes se perjudican solos, ustedes se exponen solos, ustedes subestiman la inteligencia de los vecinos cuando se muestran con sonrisas repartiendo el dinero de los impuestos de los vecinos que debería ir en todo caso para mejorar la atención en las Unidades Sanitarias, en los medicamentos para los vecinos, en seguridad, en todo lo que no sea en beneficio de un partido político.

Son una vergüenza cuando los mismos que dicen ser militantes cobran el sueldo sin ir a trabajar, porque están militando en un club, ustedes no son patriotas, son unos impresentables que militan la pobreza, dicen que cuando uno hace caridad lo hace de forma anónima y hablando de quien da de lo suyo a otro, ustedes lo que dan lo reciben del Estado, cocinan lo que les envían, reparten lo que les envían y por si fuera poco, de eso que reciben también meten mano.

Son poco inteligentes cuando algún mamarracho de ustedes cree que soy como los periodistas locales que escriben desde una oficina o sus casas, pero no caminan Avellaneda, cualquier que me conoce sabe muy bien que camino por todo Avellaneda, incluidas las villas donde por ejemplo en Villa Tranquila hay un monumento a la corrupción de caños que nunca se colocaron para evitar las inundaciones y obras que se pagaron hace muchos años pero la constructora Triviño nunca cumplió. ¿De verdad quieren detalles de todo lo que no está bien en Avellaneda?.

Curiosamente, varios de los funcionarios involucrados en esto de los subsidios y los recursos mal otorgados, vienen flojitos de papeles, hoy la información está al alcance de todos y falsear declaraciones juradas es un delito, lo digo porque varios presentan declaraciones juradas con información incongruente y peor aún muy distinta de la que se puede recibir con un simple informe comercial.

Para concluir son poco inteligentes si creen que me pueden intimidar, por el contrario nunca esquivo un desafío y detesto a los corruptos, así que con cada piedra que me tiran, voy construyendo un camino más firme para investigar, en el día de la fecha he realizado una denuncia formal ante la OA, por un funcionario que tiene incongruencias en las declaraciones juradas, que ha incumplido con los plazos de presentación y actualización y que curiosamente le sobra el tiempo para andar «militando la pobreza», si sos tan rebelde renuncia a tu sueldo burocrático y hace caridad con la tuya, bueno una forma de decir porque los números de la ecuación sueldo-patrimonio no me cierra, pero como no soy contador no sé.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.