Atacan a ex legisladora y sus mascotas con una cadena

Se trata de Fernanda Gil Lozano. En diálogo con Radio 10 reveló además que fue amenazada de muerte. La ex legisladora identificó al agresor pero no a su cómplice, quien golpeó brutalmente a sus mascotas.

La ex legisladora nacional por la Coalición Cívica, Fernanda Gil Lozano, denunció esta mañana haber sido, por tercera vez, víctima de agresiones y amenazas y las vinculó a su activa participación en la lucha contra la trata de personas y la violencia de género.

La mujer fue agredida el lunes por la mañana cuando se encontraba en una plaza del barrio porteño de Palermo, cerca de su domicilio, paseando a sus perros. «Fue una cosa muy sorpresiva que aún no puedo terminar de entender», aseguró en diálogo con Radio 10.

Gil Lozano señaló a un vecino suyo, al que identificó como Sergio Newman. Recordó que el día de la madre del año pasado fue el primer episodio. «Yo estaba con mis perros en la plaza y los golpeó con una cadena porque fueron a oler a sus perros», contó. «En  ese momento me acerqué y le dije: con el perro no te metás, pero me pegó a mí con la cadena. Me sacó un dedo de lugar y me fui llorando a hacer la denuncia en la comisaría», añadió.

La ex diputada de la CC explicó que en enero de este año volvió a ser agredida por este sujeto y que los ataques se magnificaron este lunes. «Estaba con mis perros y volvió a molestarme», señaló y contó que por precaución tiene «gas pimienta y un cuchillo tramontana» en la cartera. «A mí no me pega más», aseveró.  

«Cuando saco el cuchillo él retrocede -contó- pero en ese momento aparece otra persona de la nada, que nunca vi en mi vida, y comienza a pegarle a mis perros. Era un tipo joven, corpulento, de 1.80 metros; comenzó a patear a mis perros, que volaban por el aire».

Según relató, la salvó un hombre que estaba esperando el colectivo y escuchó los «gritos que pegaban los perros». «Son unos cobardes, cuando vino el señor se fueron», agregó la mujer que aún sigue consternada por la situación.

Gil Lozano denunció que «Newman es un tipo de la noche, que va a los prostíbulos de la zona (sic)» y relacionó las agresiones con su activa participación en la lucha contra la trata de personas.

«Yo lo que estoy buscando es la identidad del otro, porque esto fue un acto cómplice, es muy grave. Además, me amenazaron con que me iban a matar», concluyó la ex legisladora, quien ya inició acciones legales contra estas personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *