Alejo Chornobroff, jugando al intendente día 6

Alejo Chornobroff parece un caballo de tiro, le sacuden un poco el lomo y el tipo avanza sin mirar a los costados y sin preguntarse a dónde lo llevan.

Esa docilidad no es agradecimiento a Jorge Ferraresi por un cargo para el que no fue electo y que tal vez nunca hubiera llegado en elecciones, esa obediencia es tan peligrosa como ser testaferro de la mafia.

Se entiende y comprende que un muchacho como Chornobroff se encuentre maravillado por su crecimiento personal, pasó de los pasillo de Tranquila a un barrio y ser el intendente de un partido que tiene muchos negocios millonarios y en el que queda mucho por explotar.

Chirola Chornobroff sigue sus días jugando al intendente con una agenda de trabajo que lo expone como un personaje ridículo y sin gracia, basta con leer los comentarios en las redes sociales que le regalan los vecinos en cada publicación del municipio, ya no quedan ni los militantes que a cada posteo de Jorge llovían elogios y palabras de agadecimiento.

Fui el primer periodista en mencionar a Alejo como el sucesor de Jorge Ferraresi, porque conociendo la forma mezquina de pensar de Ferraresi, no iba a dejar el municipio en manos de Hugo Barrueco un personaje en el que es difícil confiar porque es un «infiel» a sus promesas.

En un nuevo capítulo de la ficción «Chornobroff intendente, Magdalena al poder», el municipio publica una reunión de trabajo entre, Alejo Chornobroff y Magdalena Sierra, con Lisandro Pellegrini, subsecretario de Política Criminal del Ministerio de Justicia de la Provincia de Bs As y Aníbal Hnatiuk presidente del Patronato de Liberados de la Provincia de Buenos Aires.

Copio textual lo que informa el municipio, no lo digo yo:

Durante el encuentro dialogaron y coordinaron acciones en conjunto para trabajar con la mesa distrital del Ministerio de Justicia. Además planificaron fortalecer los lazos y la reinserción de las personas que hayan cumplido su condena con la comunidad y su entorno familiar. #VivamosMejor

Si había alguna duda de que con Jorge Ferraresi el municipio gasta millones mensuales financiando a ex delincuentes y delincuentes, es el propio municipio el que lo confirma. Durante el 2020 fueron varios los empleados municipales involucrados en distintos delitos, varios de ellos con antecedentes y reincidentes, pero eso no fue un problema para ser contratados, mientras que muchos vecinos con estudios, sin antecedentes que llevaron sus C.V. al municipio ni siquiera fueron entrevistados, aún recuerdo las fotos de jóvenes señoritas en la oficina de Fabián Orlando Monzón, en poses más para picantes redes sociales que para un trabajo municipal y recuerdo a una con un cuerpo muy trabajado atendiendo la mesa de entradas de una dirección en P.B del Palacio Municipal, quizás en eso de que son tan buenos que dan oportunidades incluso a quienes no tienen estudio.

Alejo Chornobroff y Magdalena Sierra, se burlan en la cara de los vecinos que día a día reclaman más seguridad. No llego a entender qué forma de gobernar es dar todo a los delincuentes y nada al que trabaja y solo pide vivir tranquilo, la idea es nivelar para abajo?.

Por el lado de la provincia de Buenos Aires no se quedan atrás cuando se prestan a este tipo de política ridícula, no se inserta a nadie con esto, por el contrario se agranda la grieta, se enoja los ánimos de los vecinos que es víctima de un delito y luego encuentra a su agresor con ropa del municipio y la provincia, es decir el gobernador Axel Kicillof se presta a este juego?.

Este señor Lisandro Pellegrini, es el mismo funcionario que festejó la disolución de la Dirección de Inteligencia del SPB, con el argumento de que se hacia un acopio de información que se podía distorsionar. Semejante pavada solo puede ser celebrada por un ignorante, los delitos en el mundo se combaten con inteligencia, las fugas y las tomas de penales se previenen desde la inteligencia, era más coherente mejorar el sistema y el funcionamiento de la dirección que eliminarla. Los delincuentes contentos.

Conclusión, ya sabemos que para Chornobroff y Sierra nada mejor que delincuentes felices.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.