Wilde: Vecinos y comercios viven una ola de delitos

Desde que llegó el nuevo Jefe de Estación de Policía, el Comisario Inspector Gregorio Martínez, a cargo de toda la policía de Avellaneda, las cosas fueron de mal a peor, hubo un incremento notable de los delitos y las quejas de los vecinos por las redes sociales son diarias.

Fuimos el único medio que advertíamos sobre las denuncias que arrastra el jefe policial Martínez y que ciertas o no, afectan el desempeño de cualquier funcionario, en el caso de los policías mucho más por la exposición natural del trabajo propio.

Así quien sabe tiene un sable sobre su cuello, poco pensará en un ascenso o ser un ejemplo y más en el salvarse mientras dure en el cargo, lo que lo distraerá de sus funciones y prioridades.

Wilde cosecha reclamos desde hace muchos años, los delitos son algo casi habitual y salvo pocas jefaturas es un barrio inseguro.

El propio Gregorio Martínez fue jefe de la comisaría 5ta y su paso por ella como por la Policía Local dejó más dudas que certezas, es inexplicable la decisión del intendente Jorge Ferraresi de elegir a este para su jefe de policía, pero si tenemos en cuenta que mantiene en seguridad a Ghuirelli y a Rey, no hay mucho por analizar.

La nueva víctima de la inseguridad fue el comercio Pizza Maniia, que hizo su descargo por las redes sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.