Sebastián Vinagre y la hipocresía política

  Si existe un personaje de la política local que podemos definir como un hipócrita político es sin dudas Sebastián Vinagre, incluso podemos ubicarlo en el Top Ten de los impresentables, ahora volvió a brindar su opinión en los medios de prensa en respuesta a algunas declaraciones del también concejal de Avellaneda, Daniel García.

Se refirió a la intención de Daniel García de competir en las PASO: “Si tiene las condiciones políticas, bienvenido sea”.

Habrá que saber cuáles serían esas condiciones políticas porque en sí la frase no dice nada, tal como suele hacer Vinagre que habla pero sus dichos suelen carecer de un contenido que haga la pena estudiar.

Sebastián Vinagre destacó los avances en la construcción de Cambiemos local junto con la UCR, la Coalición Cívica, el Partido Fe y dirigentes del GEN, “no sólo con vistas a la labor legislativa de este año, sino también al armado político de lo que viene para las elecciones de medio término”.

“Necesitamos fortalecer la construcción en el espacio joven que tiene Cambiemos para ser la opción electoral. No sólo el sostenimiento de la política de Mauricio Macri y de María Eugenia Vidal, sino en Avellaneda tener mayor preponderancia en la tarea legislativa el año que viene y para 2019 poder conducir la ciudad”, aseveró.

Como siempre Vinagre habla de una realidad distinta o tiene una muy buena imaginación o es un mentiroso serial, en el plano local habla de avances en la construcción de Cambiemos y parece que no se enteró de las criticas de un sector radical, ni se enteró de las observaciones que hizo Rubén Conde para quien no se ha dado esa construcción.

Si es llamativo que Vinagre cuando habla de un sostenimiento de la política de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal omita mencionar a Gladys Gonzáles, quien sería la referente del PRO en Avellaneda o por lo menos lo era antes de la ola de escándalos y denuncias en las que se vio involucrado, además de no tener aprobación entre los vecinos, que prefieren a un Cacho Álvarez debilitado que a una cheta de otro pago.

Tan incoherente es el relato de Sebastián Vinagre, que asegura en la nota no saber la situación personal de Daniel García dentro del PRO, ya que el partido le prohibió usar las siglas PRO, pero la realidad es que se supone Vinagre es abogado y debería saber que García tiene registrado lo que supuestamente no puede usar, de hecho el espacio que integra Vinagre se llama Cambiemos.

Habrá que saber también cómo compensó Vinagre la ruptura económica con Daniel García a quien le llevaba algunos de sus negocios o será que solo se han distanciado en lo político, como sea, Vinagre pide madurar políticamente como oposición, bueno podría dar el primer paso y el ejemplo blanqueando cómo se ejecutaba el presupuesto de la Defensoría del Pueblo de Avellaneda, cuántos empleados realmente cumplían funciones y cuántos «ñoquis» vivían sin trabajar.

Pobres referentes de Mauricio Macri en Avellaneda, personajes que atrasan, que han estado en la gestión que ahora dicen enfrentar, pero sin aclarar su participación, un rejunte de impresentables encabezados por una Gladys González que se le nota la mentira en su sonrisa forzada, que solo da conferencias en espacios reducidos y para invitados, que no tiene capacidad para enfrentar a los vecinos o dirigirse a ellos.

 

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *