Se entregó a la justicia Adrián Conci y quedó detenido

Adrián-Conci-detenido  Es el presidente de la empresa organizadora de la fiesta. El juez lo indagará esta tarde. Le imputan las 5 muertes. 

Adrián Conci, presidente de la empresa Dell Producciones, organizadora de la fiesta Time Warp en la que encontraron la muerte cinco jóvenes, se entregó esta mañana a la Justicia. Esta tarde el juez federal Sebastián Casanello lo va a indagar, pero él se negará a declarar, según confirmó Fabián Améndola, uno de sus abogados.

El empresario estuvo prófugo durante nueve días, desde que el juez Sebastián Casanello, a cargo de la causa, ordenó su detención.

Conci se presentó esta mañana, acompañado de Fernando Burlando, otro de sus abogados, en los tribunales de Comodoro Py y fue trasladado minutos después a la cercana comisaría 46° bajo un amplio operativo destinado a eludir la guardia periodística que permanecía en el lugar.

De fuentes judiciales Clarín supo que en el mediodía de hoy el juez Casanello terminaba de preparar las imputaciones contra el empresario y que lo previsto es que Conci vuelva a ser trasladado a Comodoro Py en la tarde de hoy para ser indagado. Sería entonces, según supo este diario, que el empresario se negaría a declarar.

Sobre Conci pesa una grave imputación de parte del fiscal de la causa, que lo acusa por el homicidio de los cinco chicos que murierontras concurrir a la fiesta Time Warp realizada la noche del viernes 15 de abril en el complejo Costa Salguero.

Ayer, la Cámara Federal había confirmado la denegación de la eximición de prisión que había solicitado Conci y que había denegado en primera instancia Casanello.

Fernando Burlando trató de evitar que se privara a Conci de la libertad durante el proceso. Primero se lo solicitó al juez Casanello, que se lo negó. Y ayer se lo volvió a negar la Cámara Federal. La negativa, según señaló la Cámara, se debe a la “gravísima imputación” que pesa sobre Adrián Conci: lo investigan por “venta de estupefacientes doblemente agravada” y por “homicidio”.

De acuerdo al Código Penal, el comercio de estupefacientes prevé una pena de cuatro a quince años de prisión. Pero en este casotendría dos agravantes. El primero sería que en los hechos hay involucrados menores de edad (Damián Sedeillán, el joven que el lunes fue dado de alta, tiene 17 años). Y el segundo sería que sucedió en un espacio donde se realizaba una fiesta de acceso público. Además, los hechos habrían sucedido en concurso real con homicidios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.