Se cumple un año del cobarde asesinato de Nicolás Degli Innocenti

Nicolás-Degli-InnocentiHoy se cumple un año del cobarde asesinato de Nicolás Degli Innocenti, cuando el 27 de enero del 2013, se encontraba festejando su cumpleaños número 34 en compañía de un grupo de amigos en el boliche Museum de San Telmo, donde se habría originado una discusión con un grupo de jóvenes que resultaron ser unos peligrosos delincuentes.

Nicolás era padre de un niño de 3 años, con el cual tenía un gran vínculo y “llevaba una relación bárbara e impresionante”, según manifestó Jrge Degli Innocenti. “Él era un padre muy presente y su hijo era su vida”, recordó.

Nicolás Degli Innocenti falleció el 27 de enero a los 33 años cuando fue atropellado cerca de las 5 de la madrugada en la intersección de Perú y Chile, en el Microcentro porteño, por un Toyota Corolla color champagne que circulaba a gran velocidad. El joven se encontraba junto a sus amigos festejando su cumpleaños.

Por el crimen se encuentran detenidos Francisco Paradela, el propietario del Toyota Corolla, y Jonathan Cabrera, acusado de amenazas a los amigos de la víctima. Hugo Maldonado está acusado de encubrimiento por ocultar el vehículo que causó la muerte de Nicolás. De todos modos, sigue prófugo el conductor del auto, según la versión de los detenidos, lo cual puede ser una estrategia para inculpar a un X y mejorar su posición frente a una segura condena en un juicio oral y público.

Para recordar a Nicolás, su padre explicó que la familia decidió hacer una pequeña misa el 22 de enero en la Catedral de Avellaneda, cuando el joven hubiera cumplido 34 años. “No queremos hacer ninguna marcha porque creemos en la Justicia y estamos a su disposición”, recalcó Jorge Degli Innocenti.

“Los sentimientos ante la pérdida de un hijo no se pueden describir y ahora a un año, son muy contradictorios”, admitió el papá de Nicolás. “Opté el perfil bajo ante el caso pero eso no significa que sienta menos”, aclaró.

La investigación de la causa no ha dado todos los resultados esperados, y llama la atención la falta de resultados por parte de las fuerzas policiales y el trabajo de la Fiscalía en conducir la investigación, con el fin de recabar todas las pruebas que demuestren que lo hecho por estos asesinos no fue el exceso de una bronca en medio de una pelea, sino una conducta criminal deliberada de parte de estos cobardes asesinos que han intentando desvirtuar la investigación para llegar a un juicio oral son las pruebas necesarias.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.