Scioli atenta contra los chicos y sus derechos

comedor-escolarLa denuncia de los sindicatos de docentes de la provincia de Buenos Aires, sobre un recorte del 30% a comedores escolares, es solo la punta de un iceberg, que desde hace meses padecen los jardines de infantes tanto provinciales como municipales, con un presupuesto irrisorio antes de este recorte que rondaba dependiendo la institución de entre $ 2.- a $ 4.- diarios por chico, con demoras en el pago a los proveedores y la «magia» de debían hacer los directivos, las cosas se complican y mucho.

Las cifras que pueden variar, estiman que el ajuste del Ministerio de Desarrollo Social, dejará a más de 500.000 alumnos sin recibir desayuno o la «copa de leche». Ante esta denuncia de los sindicatos, el titular bonaerense del Ministerio de Desarrollo negó recortes y aseguró que solo se trata de un reajuste para los Consejos Escolares que serán los que deberán administrar los recursos, y la forma en que se repartirán, desde el ministerio se reconoció que luego de un relevamiento existían establecimientos a los que se dio de baja del plan, ya que no contaban con un servicio de comedor, pero sí cobraban una asignación y se buscó perjudicar a los que sí lo tienen.

A pesar de lo que el propio ministro niega, lo concreto es que el presupuesto se redujo de $116.- millones a $100.- millones, pero ante esto, se aseguró que se mantienen conversaciones constantes con los titulares de los Consejos Escolares de la provincia y que los partidos que necesiten más presupuesto, se solucionará.

Se reconoció además la existencia de una deuda con los proveedores que ronda los $270.- millones, que se irán abonando con bonos del Estado, para que los Consejo Escolares puedan utilizar dinero en efectivo y así buscar mejores precios y menú para los alumnos.

Lo complejo de la presente medida es que los comedores escolares reciben casi 2 millones de alumnos que desayunan, almuerzan o meriendan en la escuela, lo que no han tomado en cuenta al parecer los políticos y funcionarios bonaerenses es el hecho de que semejante cantidad de alumnos son millones de votos que se pueden perder, si es que se piensa hacer política con el hambre de los chicos, algo que aunque parezca una aberración, parecería ser el motivo del «achique», ya que en otros gastos para publicidad no se reducen las partidas, sino que se aumentan.

Avellaneda reclamo de padres y docentes

La medida no solo afecta a los jardines provinciales, sino que también se ven afectados los jardines municipales, y ante esto, el día martes 10 de junio, padres y docentes otorgaron una nota dirigida a las autoridades del Consejo Escolar de Avellaneda y a su titular Romina Pozzo, un escrito, donde manifiestan su preocupación por esta reducción en el programa denominado SAE (Desayuno y Almuerzo) de los niños de las escuelas públicas, en el escrito se deja constancia de que la medida es además discriminatoria ya que se escoge quien come y quien no, además de hacer mención a la deuda con los proveedores, y otras falencias en el cumplimiento también con las paritarias docentes, culmina la presentación, proponiendo los firmantes acompañar a las autoridades del Consejo Escolar en toda acción para realizar un reclamo justo. Según nos indicaron la persona responsable en el Consejo Escolar es la abogada Sabrina Rodríguez, quien nos informó que hace tiempo que no se ocupa de esa tarea, a quien agradecemos por su tiempo y aclaración.

En las redes sociales, ya se hicieron los primeros reclamos, y se estima que en Avellaneda son más de 10 mil los chicos que se verán afectados en menor o mayor medida.

La titular del Consejo Escolar Romina Pozzo, ha reconocido a El Sindical que existen limitaciones presupuestarias no solo en este tema, sino en algunas carencias edilicias, pero que se encuentran trabajando con las autoridades provinciales y municipales para ir mejorando la calidad y que las obras demoradas se vayan realizando. Al respecto del tema del recorte, también se encuentran trabajando en conjunto con funcionarios municipales para evitar que esta medida afecte la alimentación de alguno de los alumnos del partido de Avellaneda, por lo que se ha invitado a todos los directivos a participar activamente en propuestas e informar sobre las necesidades de cada establecimiento.

Independientemente de las responsabilidades políticas y administrativas, lo concreto es que existen chicos que su única comida es la que reciben en la escuela, esto reconocido por varios docentes que hemos entrevistado, es muy doloroso para quienes deben administrar los comedores tener que tomar la decisión de que alumno come hoy y cual mañana, porque no se puede medir el hambre de un niño.

De más está mencionar que esto afecta a derechos humanos, derechos del niño, la inclusión y la educación, no es posible para ningún niño incorporar conocimientos con la panza vacía, no es sano para su cerebro recibir una mala alimentación.

Mientras uno ve las campañas, los enormes gastos en publicidad, que se redireccionan partidas para prensa, que se aumenta el presupuesto sin importar primero en resolver esto. No está mal corregir situaciones irregulares, pero no se puede hacer pagar a justos por pecadores.

 

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

editor@elsindical.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.