Policía héroe herido por peligroso delincuente sin sueldo ni obra social

El Oficial de Policía Hernán Ortiz, recibió ocho balazos, uno de ellos en la cabeza, cuando cumplía servicio en la Policía Local de Lomas de Zamora, en 2018. En diciembre del año pasado recibió la baja por incapacidad, aunque, no fue enmarcado en un acto de servicio. Desde ese momento, no tiene sueldo ni obra social. Ahora exige que se acelere el trámite administrativo donde figure que fue en el marco de un enfrentamiento para volver a recibir su sueldo con el retiro correspondiente en y por acto de servicio.

“Hace casi tres año tuve un enfrentamiento y quedé con una incapacidad del 70 por ciento. Tengo alojado en el cerebro un proyectil, el cual me perjudicó en varias funciones motrices y visuales. En diciembre del año pasado me llegó la baja obligatoria por incapacidad física, ajena al servicio. O sea, que no me reconocieron el enfrentamiento que fue con el patrullero, en mi zona, uniformado, en mi turno, todo como correspondía. Dejaron de pagarme y eso me perjudicó en lo económico y en mi salud”, explicó Hernán Ortíz.

En busca de una solución, el martes 10 por la mañana, Ortiz se presentó nuevamente en el Ministerio de Seguridad de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, en La Plata, para reclamar que se acelere el expediente y se compruebe que fue herido en acto de servicio, para poder recibir los beneficios que por ley le corresponde.

“El problema fue que no encontraban el sumario administrativo. Hoy me dirigí a Asuntos Internos y, milagrosamente, apareció. Por el momento me dieron la solución en cuanto al sueldo, por la baja. Ahora dentro de los 45 días me tendría que llegar la notificación para empezar a cobrar la jubilación. Ya se lo di a mi abogado para que él se ocupe de eso, para que me resuelvan el retiro correspondiente, con los beneficios de herido de policía, esa sería la última instancia”, explicó.

En ese sentido, remarcó que espera una pronta solución, porque desde que quedó sin el sueldo, sintió que la policía “le soltó la mano”. “Tengo que pagar el terreno de mi casa, la cuota de mi hija, otras cuentas, y quedé en la nada. De un día para otro me dejaron sin el sueldo siendo que nunca cometí un error como policía. Hoy me dieron la notificación para que me reincorpore a la obra social. Es indignante todo esto”, cerró el agente.

El hecho

El hombre, de 33 años, cumplía servicio junto a un compañero, en mayo de 2018, cuando Bruno González -muerto días después en un tiroteo con la policía- se negó a ser identificado por el agente y se desató un tiroteo. En ese enfrentamiento, Ortiz recibió impactos en la ingle, un glúteo, el hombro, la mano, y en la cabeza.

El delincuente, de 37 años, tenía antecedentes por “robo agravado en banda y abuso sexual”, en 2008, por el cual fue excarcelado. En 2010 lo detuvieron nuevamente por “robo agravado con armas de fuego”, condenado a tres años de prisión en suspenso. En 2017 fue aprehendido con droga, la causa fue caratulada “tenencia simple por consumo”, y quedó libre nuevamente. En 2018, hirió a Ortiz. Estando prófugo asesinó a un vecino de Villa Fiorito, al que le intentó robar el auto, escapó, y tras varios allanamientos fue abatido por la policía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *