Oportunismo político en el reclamo por las obras en el Parque Domínico

Vinagre-usando-a-los-vecinos  La «opereta» montada por Sebastián Vinagre y otros referentes políticos, respecto al supuesto freno de las obras en el Parque de Los Derechos del Trabajador, no es más que un montaje consensuado entre el intendente Jorge Ferraresi y el candidato a concejal por el PRO Sebastián Vinagre, socio y aliado del FPV desde hace varios años, alianza mediante la cual consiguió ser elegido Defensor del Pueblo de Avellaneda.

Como siempre, engañar a quienes no se interesan por la política local no es difícil, pero el engaño se descubre por la sola tarea de investigar un poco a cada uno de los involucrados y ver su actuación frente a reclamos vecinales, incluso en algunos graves donde está en juego la vida de las personas.

¿Cuál sería el beneficio de Ferraresi y Vinagre?, muy sencillo, Ferraresi sabe que ganará las elecciones a intendente, pero necesita mejorar su porcentaje, mejor aún, necesita «polarizar» las elecciones, para ello nada mejor que «darle una manito» a la imagen del PRO de Avellaneda, justamente porque  Gladys González no la conoce nadie, porque se sabe que no será intendente y nada mejor que mantener los acuerdos ya cerrados hace tiempo con el intendente, sí una polarización y crecimiento en la intención de voto al PRO beneficia y mucho a Sebastián Vinagre, que si bien es un pésimo abogado defendiendo los derechos de los vecinos, es muy hábil para «hacer negocios» aprovechando su cargo. Con esta introducción de los motivos políticos, ahora pasaré al tema puntual del Parque Domínico.

Sebastián Vinagre, cada tanto, hace autobombo con alguna medida de esas que son «fuegos artificiales», hacen ruido, son coloridas, pero muy efímeras, a los minutos todo queda igual que antes, los únicos amparos presentados en la justicia que prosperaron los presento estando de turno el Juzgado de Garantías Nº 9, según las propias palabras de Vinagre porque es un Juez con el que se puede hablar.

En este caso, Vinagre dice defender el espacio verde, la vida de los árboles y estar haciendo lo que le compete a la Defensoría, una ENORME MENTIRA de este impresentable político, no existe coherencia en alguien como Vinagre que dice ir a la justicia en defensa del medio ambiente, pero que lleva años sin hacer nada por la contaminación de los Arroyos Sarandí, Santo Domingo, o bien la tala indiscriminada de árboles en la denominada Costa de Sarandí, sus intervenciones al respecto han sido solo mediáticas, pero curiosamente no ha recurrido a la justicia, de hecho por su inacción cómplice de empresas contaminantes, algunas de las cuales son clientes suyos en la actividad privada, existiendo una incompatibilidad, han llevado a que se presente una formal denuncia penal en su contra, es decir, habiendo cientos de casos para denunciar, Vinagre solo denuncia lo más leve.

El argumento legal para frenar las obras:

Por Ordenanza 8998 el Parque Los Derechos del Trabajador ha sido declarado PATRIMONIO MUNICIPAL, con valor HISTÓRICO Y REFERENCIAL; por tal según Art. 3 se denomina «Área de Preservación Urbana». Asimismo el Art. 9° de dicha Ordenanza declara: «Todo trámite de demolición construcción nueva, ampliación puesta en valor» consolidación, reciclaje, reestructuración, reconstrucción, inclusión de publicidad, radicación, habilitación, subdivisión y englobamiento referidos a bienes de Interés Patrimonial Municipal deberá contar con, el estudio y recomendaciones de la Dirección de Planeamiento Físico y  la aprobación del Concejo Deliberante.»
O sea, toda la obra es totalmente ilegal.

Se nota que esto es una puesta en escena por las publicaciones de las partes involucradas, por el lado del municipio es poco serio el contenido de los comunicados de prensa donde se acusa al PRO y se mencionan a algunos de sus candidatos de frenar obras en beneficio de los vecinos, porque para la gestión obtener el OK del HCD es un trámite muy sencillo. Mientras que por el lado de los que se oponen, como Vinagre, que respondió al comunicado con declaraciones que parecen direccionadas a tomarnos por idiotas, al ser consultado el candidato dijo «no sé quién lo escribió y si expresa realmente la opinión del intendente». ¿Alguien puede creer que este comunicado enviado a todos los medios no refleja la opinión del intendente?.

Conociendo muy bien quién es Vinagre y como trabaja la Defensoría del Pueblo de Avellaneda, una especie de «isla de los ñoquis», donde el «super protector Vinagre» se niega a brindar acceso a la información, algo que es una obligación de los funcionarios públicos, dicho por la propia Corte Suprema de Justicia de la Nación, podemos inferir que las intenciones de este y otro de los «opositores» no es otra cosa que un oportunismo político.

Antes de publicar sobre este tema, tratamos de obtener la palabra de la abogada «ambientalista» Silvia Mozeris, quien desde el 26 de agosto no ha respondido al mensaje enviado, aportando solo un número de celular para acordar una reunión y pidiéndome lea sobre la trayectoria, de su ONG, sinceramente, me permito seguir dudando de aquellas personas que dicen ser ambientalistas, que incluso forman una ONG, pero no tienen nada serio sobre medidas para prevención de la contaminación de las personas, buscando al respecto ha dicho alguna vez que el municipio de Avellaneda tiene una deuda de sangre por la contaminación de algunos vecinos de Villa Corina, pero no hay más al respecto de este tema, el resto de lo que se publica como logros obtenidos, a mi parecer no salva vidas, es como lo de Vinagre, «fuegos artificiales».

Como vecino, como periodista no comparto cuando se usa a los vecinos con otros fines que no son los del propio beneficio o cuando se les hace creer que esto es una lucha que se gana, porque si el interés del intendente es real, con cumplir los requisitos de la ordenanza, algo que es muy sencillo, legalmente pueden refutar la medida cautelar, de hecho, con medida cautelar sin resolución definitiva en el conflicto del Hospital de Wilde, el municipio avanzó y cuando se intentó insistir, el HCD votó el traspaso con lo cual cerraron todo.

Pero que mejor que el propio Vinagre para demostrar como esto lo usa políticamente, que días pasados en la junta de firmas en Plaza Alsina, el Defensor del Pueblo en uso de licencia, se tomó una fotografía con algunos de los que ayudaban a recolectar firmas y la colocó en su muro junto a una foto haciendo campaña por el PRO, en la foto por el parque había varias personas en la foto, en la foto de su campaña por el PRO, solo eran tres, esta acción oportunista generó malestar como se puede leer en la captura del comentario a dicha foto.

Voy a creer en ustedes cuando demuestren que realmente son honestos, que no hay oportunismo político en su intervención, pero especialmente cuando expliquen por qué a veces se ocupan del medio ambiente y la vida, mientras que la mayoría de las veces solo usan estos problemas para lindos reportajes.

Vinagre-militantas-PRO

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.