Morón:Declara Leonardo Jara, el último detenido

El imputado está acusado de ser el «entregador» de la menor y algunos testigos de identidad reservada declararon que era el novio de la pequeña. Según su defensor oficial, el sospechoso aseguró que es «absolutamente ajeno» al hecho.

El defensor oficial que asistió este miércoles a Leonardo Jara, el último detenido por el crimen de Candela Sol Rodríguez, asesinada en agosto pasado en el partido bonaerense de Hurlingham, dijo que el acusado le aseguró que es «absolutamente ajeno» al hecho.

Se trata de Luis Carpaneto, de la defensoría 14 del Departamento Judicial Morón, quien ya asistió en su momento a los imputados de «encubrimiento» Alfredo Monteros y su hijo homónimo, y que también lo hizo provisoriamente con Gladys Cabrera, que ahora tiene un nuevo abogado particular, Marcelo Mazzeo.

Carpaneto dijo que él tuvo una entrevista con Jara previa a la indagatoria pero que ésta se llevará a cabo este jueves y que el imputado estará representado por un «defensor particular».

«El dice que no conoce a la familia de Candela ni a Candela», manifestó el defensor oficial, y agregó: «El se pregunta cómo y por qué llega a estar vinculado en esta causa, que es absolutamente ajeno y que no conoce a la mayoría de los imputados».

Consultado sobre las pruebas en contra de Jara, dijo que «por el momento» son sólo los «testigos de identidad reservada» y que en la causa ya hay 14 de esos testimonios.

«Respecto de uno de los testigos de identidad reservada (que lo comprometen), él sabe perfectamente quién es y que puede tener algún tipo de resentimiento contra él», indicó Carpaneto.

Sobre el valor probatorio de los testigos de identidad reservada, el defensor opinó que «puede llegar a servir para otorgar una detención. De allí, a futuro, hablar de una condena, me parece que hay un largo trecho».

Ante la consulta de por qué se mantuvo prófugo, el defensor explicó que Jara «hace cuatro meses sufrió un allanamiento en su domicilio vinculado con la investigación de una causa que tramita en el Departamento Judicial Mercedes» y que, «a raíz de esa causa, y a que estuvo privado de su libertad hasta abril del año pasado por distintas condenas, optó por irse de su domicilio para no quedar nuevamente privado de su libertad».

«Tuvo dos condenas: una en el Departamento Judicial San Martín a seis años de prisión por robo agravado que es la que comparte con Fabián Gómez, otro de los imputados en la causa. Y tuvo otra sentencia en Morón donde fue condenado a 18 años por homicidio en ocasión de robo», precisó.

Según el cálculo de Carpaneto, «por la aplicación del 2×1, ya que el homicidio en ocasión se robo se cometió por el 98 o 99, su libertad por haber purgado la pena se decretó el 16 de abril de 2010».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.