Monte Grande: Sin rastros de la joven desaparecida y graves denuncias de los vecinos por la venta de drogas

Una familia busca a una joven de 24 años que desapareció de Monte Grande hace 10 días. Se trata de María Luján Barrios, que fue vista por última vez saliendo de su casa en Luis Guillón.

María, madre de la joven, aseguró: “Hasta ahora no sabemos nada, no hay indicios de dónde puede estar y estamos desesperados. No se pudo haber ido porque ella no es así, la tienen cautiva”. 

María Luján desapareció el 3 de diciembre luego de que salió de la casa de su madre, ubicada en El Jagüel, y se dirigió hasta su casa en Luis Guillón. Por el momento, no hubo grandes avances con respecto a la ubicación de su paradero.

“Sabemos que se está investigando y nosotros salimos a buscarla pero no hay rastros. Ella se fue de mi casa a buscar a una chica. De ahí se fue a su casa a dejar a los hijos. Supuestamente se tomó un auto color crema pero no distinguieron la patente, ni con quien estaba”, aseveró la madre de la joven.

Según lo relatado por la familia, luego de realizar la denuncia por averiguación de paradero, la Policía comenzó a patrullar la zona y también otras localidades pero esperan que se tomen más medidas para dar con su ubicación. 

“Nosotros vemos que están patrullando pero me gustaría que manden refuerzos en la investigación, que patrullen más horas y rastrillen la zona porque así no no se la va a encontrar”, opinó María.

Con respecto a lo sucedido, la madre de la joven expresó que no tiene “sospechas” sobre lo que pudo haber ocurrido debido a que ella no se va sin avisar. 

“Yo no sospecho nada porque ella si se iba siempre se comunicaba. Según lo que nos dijeron, su teléfono se desconectó totalmente de todo, no contesta mensajes ni llamadas, ni nada”, advirtió María.

La familia de la joven también quiere que la fiscalía 1 de Monte Grande revise la ubicación del celular y los últimos movimientos hechos con el mismo para determinar si se comunicó con alguien en estos días. 

María Lujan Barrios estaba vestida con una campera color azul y negra, un pantalón oscuro y zapatillas negras. Los teléfonos para aportar información sobre el hecho son el 1155899446 o 1122949326.

Los medios que se acercaron a cubrir el caso recogieron muchas denuncias de vecinos que resaltan el tema de que en la zona cada vez hay más puntos de venta de drogas, que las chicas se suelen prostituir con los vendedores y los chicos roban, con lo cual lo casos de inseguridad crecieron, una de las que reafirmo estas denuncias es la última persona que la vio en el lugar y que tiene una despensa.

La propia madre en un canal de noticias reconoció que si bien su hija se comunicaba cuando salía, sabe que ella se prostituía por su adicción y que alguna vez se ausento por días pero siempre llamando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.