Marcelo Frecha, el ridículo de las noticias

Marcelo Frecha a medida que pasa el tiempo se vuelve más ridículo ante los vecinos, que ya no dudan en descalificarlo y adjetivar sobre sus noticias inventadas, pasa que sostener la atención de los vecinos y no perder publicidad requiere tener primicias y nada más cómodo para un oportunista que inventarlas.

La primera invención del día fue sobre un refugio o parada de colectivos, que según publicó sin chequear por lo menos los datos, algo habitual en él, aseguraba que durante las obras en la reparación de la calle De La Serna, alguna máquina vial había roto la parada y esta nunca fue reparada, apelando a algo tan ridículo como decir que la ausencia de la misma dejaba desprotegidas a las personas que esperan el colectivo.

Si quien identifica como Andrea, realmente fuera vecina y viviera en las proximidades sabría muy bien que la parada de colectivos fue embestida por un colectivo de la línea 100, nada que ver con el municipio. Pero en el colmo del ridículo en la nota publica una foto de la parada de colectivos de De La Serna y Pte. Sarmiento, distante a 200 metros del lugar que menciona la nota.

Digo, ya que te gusta informar, estaría muy bueno que primero te informes vos para no vender pescado podrido.

Pero no conforme con confundir lugares e inventar hechos, la frutilla de Frecha fue la publicación que le adjudica a un hallazgo de un «vecino» publicando una foto de dos móviles de Protección Ciudadana, cuidando una casa en Quinta Galli, algo curioso y que revela que además de ser un tipo cobarde que le gusta no hacerse cargo de lo que publica, es un gran mentiroso, porque bien sabe que el móvil y un empleado municipal «cuidan» la casa del intendente Jorge Ferraresi o como le gusta hacer pensar a sus lectores, la que era su casa. Esto ya no asombra ni enoja a nadie, el mismo se cansó de insinuar que un patrullero es quitado de la seguridad de los vecinos, la realidad es que uno de esos móviles no funciona y tampoco es un patrullero por más balizas azules que tiene, Marcelo Frecha lo sabe mejor que nadie, ¿cómo lo sabe? porque durante mucho tiempo simulando interesarse por los cuidadores, pasaba a charlar y a llevarles yerba, de paso se enteraba de algunas cuestiones que luego publicaba.

No es la primera vez que Frecha miente y tampoco le importa que su mentira dure minutos, como cuando inventó un robo y secuestro de un padre del colegio French, donde iban sus hijos, es decir, tiene la cara de piedra.

Así el paladín de la seguridad no es otra cosa que un mentiroso y oportunista, curiosamente en momentos que más delitos se cometen en jurisdicción de la 1ra, es cuando más silencio hace Marcelo Frecha, ¿cuáles serán los motivos?.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.