Magdalena Sierra la animadora de «la inseguridad está de fiesta»

Magdalena Sierra es en teoría, la Jefa de Gabinete de secretarios de Avellaneda, aunque en realidad es la imagen de la intendencia y los ojos y oídos de Jorge Ferraresi, quien pasa más tiempo en Avellaneda que ocupado en su ministerio, curioso que alguien en plena crisis gaste millones en remodelar un edificio en el que no pasa mucho tiempo.

Volviendo a Avellaneda y la inseguridad, a diario se denuncian por las redes sociales delitos varios, en donde queda en evidencia que la elección del Jefe de Estación de la policía de Avellaneda, en el Comisario Mayor Gregorio Martínez ha sido una mala elección si lo que se buscaba era mejorar la seguridad, por lo que no es difícil de entender que otros deben ser los motivos para su elección.

Y tiene mucho sentido inferir que lo que se ha buscado desde la política local es recaudar en lugar de combatir el delito, las cosas por su nombre, hay que dejar de hacerse los distraídos y creer que publicando denuncias por las redes sociales va a cambiar algo, los robos siguen y hasta los que decían estar preocupados por la seguridad y los vecinos, terminaron «tranzando» con delincuentes para llevarse unos pesos, como es el caso de Marcelo Frecha y su Foro Vecinal Avellaneda Segura, que bajo los decibeles en las criticas, se volvió un blandito y hasta hace publicidad de delincuentes porque los que cometen delitos son delincuentes.

El personaje más repudiable e incomprensible en la seguridad de Avellaneda es sin dudas Marcelo Rey, un personaje que arrastra en su historial denuncias de todo tipo y aún así, fue protegido por el municipio y ascendido varias veces hasta ser hoy el secretario de seguridad, ¿alguien en Avellaneda se siente seguro?.

En las fotografías que el municipio publicó para informar que les dieron la bienvenida a los nuevos policías, se puede ver las caras de la hipocresía, ya que se muestren alegres y sonriendo es una burla a los vecinos que son víctimas de los delitos, porque no hay ninguna intención de parte de Chornobroff, Magdalena Sierra y Jorge Ferraresi de enfrentar la inseguridad, a la fecha siguen todos los días los robos de motochorros, los robos violentos de celulares que es lo más sencillo de robar y de vender porque en Avellaneda nadie controla los comercios que compran y venden celulares, hay varias cuevas donde todos los días se ven en la puerta de los locales motos de la misma marca, color y modelo a las involucradas en robos, pero parece que eso la policía no lo ve, ni siquiera si pasa frente a sus narices como pasa en Gerli donde a metros de la comisaría 6ta tienen un local The Doctor Cell al que le encontraron en un allanamiento 498 celulares con denuncia de robo, pero no pasó nada.

Ni siquiera existe interés alguno en controlar a quienes son los encargados de brindar seguridad a los vecinos de Avellaneda, así hay varios policías que viven en exclusivos barrios privados, con autos de alta gama que olvidaron declarar en la declaración jurada patrimonial y no pasa nada, de ahí para abajo, los de menos jerarquía disfrutan de subir fotos a las redes con autos, motos de alta gama y las infaltables joyerías de oro.

En la misma fotografía se ve al Comisario de la Policía Local de Avellaneda, un personaje al que lo apodan el Tucu y que viene mencionado hace años por conocidos delincuentes de Avellaneda, que hablan de él con cierto aprecio, algo que no es habitual en un policía que hace su trabajo de manera profesional, a fuerza de verdad lo mencionaban a él, al ex juez Carzoglio y a Claudio Yacoy el secretario de derechos humanos de Avellaneda, de quien ya me referí en varias oportunidades por usar su horario de trabajo para representar a delincuentes procesados por el Polo Judicial de Avellaneda.

Lo que para unos es una preocupación y una mala experiencia la inseguridad y el delito, para otros es un negocio excelente, sin delincuentes no habría clientes-

Guarden esta nota y antes de votar piensen si no se merecen vivir mejor, si no les gustaría poder disfrutar de no estar mirando para todos lados, de saber que no te van a robar en la calle o te van a patear la puerta para entrar a tu casa.

Sería lindo poder salir de tu casa y no tener a metros colas de adictos esperando para comprar y que vengan de otros barrios personajes que se quedan dando vueltas, mirando las casas, los autos, si hay gente mayor, porque aumentaron los robos a ancianos pero parece que eso no es noticia entonces no te lo cuentan los medios locales que sí te muestran estas cosas sin una sola critica, porque hacer periodismo es criticar lo que no está bien y en Avellaneda varias cosas no están bien.

Es solo salir a la calle y mirar, pueden elegir como vivir, depende de ustedes.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.