Los Súper chinos denuncian que “los precios cuidados son una estafa”

logofesachcasrech  Lo afirmó Miguel Angel Calvete, Director Ejecutivo de la Federación de Supermercados y Asociaciones Chinas (FESACH) y Secretario Gral. de la Cámara de Autoservicios y Supermercados Propiedad Residentes Chinos de la República Argentina (CASRECH), luego que el Gobierno Nacional anunciara, hace pocas horas, una nueva etapa del plan oficial que se extenderá hasta los primeros días del año próximo. Denuncian que “los aumentos de precios son mayores a los que informa el Estado” y que “hay un importante desabastecimiento de muchos de los productos contemplados en el acuerdo”.

El Secretario de Comercio Interior, Augusto Costa, presentó el listado de la última etapa del año del plan oficial que tendría subas del 2,5% en promedio y regirá hasta el 6 de enero de 2016. Según los datos oficiales, la canasta compuesta por 512 productos acumuló en el último año subas del 11,9%. Además, se informó que estará disponible un programa de Precios Cuidados acordado con empresas de comercio electrónico, que ofrecerá listados de 200 productos de rubros como cocina, automotor, cuidado personal, jardín y muebles.

Al respecto, Calvete volvió a manifestar su descontento porque “el Gobierno Nacional «sigue priorizando a las grandes cadenas sin escuchar el reclamo de los autoservicios de proximidad, que constituyen una parte muy importante de la cadena de comercialización”.

El directivo rechazó el nuevo anuncio del titular de la Secretaria de Comercio Interior y aseguró que “los verdaderos ajustes del sistema llegan aproximadamente a un 33,5 % acumulado desde su lanzamiento hace casi dos años”, observando un incremento de más de 10 puntos porcentuales de diferencia con el que reconoce el Gobierno.

Además, el máximo representante de los autoservicios de origen chino afirmó que “parece una cargada que se cierre un acuerdo con las empresas de venta por internet, llegando sólo a un pequeño estrato de la sociedad y de mejores recursos, cuando el programa no llega a los comercios de proximidad y nunca se pudo aplicar correctamente en el interior del país”.

También añadió que “mientras se les niega la participación a las pymes, tanto comerciales, como industriales, el gobierno sigue privilegiando la comercialización concentrada en grandes establecimientos».

En ese sentido, dijo que “el Gobierno habla mucho de los sectores de menores recursos pero no se preocupa para que los precios cuidados lleguen a quienes más los necesitan”.

Calvete ya había anunciado que los súper chinos estaban evaluando abandonar el programa porque tienen graves problemas de logística, dado que la industria no les entrega mercadería, lo que hace que haya muchas quejas y que la adhesión al programa sea casi nula». Sin embargo, también habían afirmado la “buena predisposición para reunirse con al Gobierno Nacional e intentar acercar las diferencias”.

En cambio, ese encuentro nunca se produjo y ahora Calvete dijo que, tras el reclamo que se venía haciendo, les parece “una falta de respeto que en esta oportunidad las cámaras que representan a los autoservicios chinos no hayan sido siquiera convocadas para participar del lanzamiento de esta nueva etapa del programa” y agregó que “eso demuestra que el Gobierno Nacional no se interesa por la correcta aplicación del acuerdo ni por los reclamos del sector”.

El dirigente recordó también que desde su inicio y hasta hace pocos meses apoyaban la aplicación del plan estatal porque “había surgido como una buena iniciativa con importantes beneficios para comerciantes y consumidores” pero, aclaró que «luego hubo muchas promesas incumplidas por parte de la Secretaría de Comercio, como por ejemplo las incorporaciones de pymes y cooperativas, que nunca se concretaron».

Finalmente, Calvete denunció que “el programa parece una estafa porque hay faltante de productos y los consumidores, que se ven casi obligados a comprar otros artículos, se enojan con los comerciantes porque piensan que retacean la mercadería o no cumplen con el programa que anuncia el Gobierno, cuando, en realidad, es el propio Estado Nacional el que hace imposible su aplicación”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.