Los idiotas en la muerte de Natacha Jaitt

Luego de la oscura muerte de Natacha Jaitt, los medios comenzaron el «circo» mediático que tapa la gravedad de la Argentina y calla también una de las voces más temidas por el poder.

Conflictiva y provocadora, Natacha vivió una vida de excesos y desenfrenos, pero siempre supo dónde estaba parada y conociendo el juego sabía más de lo que decía, a pesar de que muchos la veían como una mujer de temer, muchos más se sentían atraídos por esa mujer que se mostraba liberal y sexualmente apetecible, eso generaba en muchas mujeres una especie de envidia y repudio, aunque algunas también se vincularon en la intimidad con Natcha.

Sus detractores decían que no estaba bien, la acusaban de drogona y fiestera, de prostituta, algo que nunca le preocupó y eso generaba más bronca en sus enemigos.

Tenía sin dudas más defectos que virtudes y no era la esposa ideal, ni la madre ejemplar, pero era una persona y era madre.

Muchos aunque lo negaban y lo van a negar, sentían un morbo por esa mujer que sin ser un exponente de la belleza femenina de los estereotipos, derrochaba sensualidad.

Era una mujer con una vida complicada, dura, depresiva, difícil juzgar a quien debe superar problemas en una sociedad como la nuestra, que consume periodismo barato, que hizo ricos a personajes como Luis Ventura, Rial y otros viviendo de la intimidad ajena, incomprensible sociedad que no repudia a tipos como Ventura que ha reconocido comprar videos comprometedores, un tipo con un marcado machismo para con las mujeres y de dudosa moral, un tipo que a pesar de los escándalos de los últimos tiempos no pudo evitar relucir la mierda que lleva adentro y publicar las fotos de Natacha Jaitt desnuda y muerta, algo que replicó otro conocido personaje del periodismo de cabotaje como es Mario Casalongue, un babosa que suele ofrecer prensa a jóvenes a las que fotografía en sus oficinas en ropa interior, un operador del mejor postor que ha inventado atentados en su contra para denunciar a determinadas personalidades y así poder estar en agenda, su fuerte es generar publicaciones escandalosas generalmente sin contenido periodístico o que lleguen a ser investigaciones periodísticas.

Ninguno de estos personajes que se dicen periodistas han tenido una trayectoria meritoria y en lo personal, hoy demostraron carecer de la condición de profesionalidad, pero más aún de persona, se cagaron en los hijos de Natacha Jaitt, el daño causado es irreversible por más que Ventura eliminara las fotos, se sabe que lo que se sube a la red se replica, en el caso de Casalongue la foto y el repudio a él lo alimenta, lo hace sentirse importante, problemas que debería tratar con un profesional urgente, antes que termine un día en la sección de policiales y no por una de sus fantochadas.

Personalmente tengo mis dudas de la muerte «accidental» de Natacha, hacía meses había indicadores de que estaba peligrosamente expuesta, es tan de manual su muerte, drogas, alcohol, promiscuidad y el ACV, que es el pasaje favorito de las películas con poco guión donde asesinan a un testigo o informante. No se aprecia en el rictus de Natacha lo habitual en estos casos, la posición en la que la policía encontró el cuerpo tampoco se condice con una víctima de un ACV, producto de la droga y el alcohol. Pero dificulto que a alguien le interese investigar a fondo qué ocurrió realmente.

La justicia deberá determinar quienes eran las tres personas que huyeron del lugar, si todo es un accidente no existe responsabilidad alguna de los presentes o participantes.

Toma fuerza su Twitt asegurando que ella no se iba a suicidar y que si la encontraban muerta ella no fue.

Por último, una vez más un policía demuestra lo que vengo sosteniendo hace mucho tiempo, la fuerza policial está degradada, a los corruptos se suman los idiotas, el Oficial de Policía Walter Daniel Román, debe ser imputado por la fiscalía porque cometió varios delitos de acción pública y además debe ser demandado por la familia al igual que Ventura y Casalongue por daños y perjuicios.

Puta, drogona, negra, ninfómana, mala madre, mala actriz, cuando tuvo que declarar por los casos de abusos infantiles no se hizo la boluda como otras y otros, hablo, dio nombres, se presentó a ratificar sus dichos, acusó a poderosos de los que se habla solo por lo bajo, no era ejemplo de nada, pero era una persona que merecía respeto en su muerte.

Muchos ahora se sentirán aliviados, Mercedes Ninci hace unos años va cuesta abajo en calidad profesional y como persona, debería tener respeto porque hay muchos hablando de ella y de sus métodos para vivir, es una mujer con varios hijos y estimo debe haber escuchado eso de que no hagas lo que no te gusta que te hagan.

Por el lado del feminismo se vio en estos últimos días que no apoyaron su denuncia de violación, las mismas que critican el machismo, el patriarcado, el no es no, sabrán ellas los motivos de no acompañar a Natacha, esta es la mezclada y contradictoria sociedad en la que vivimos.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *