Lorena María Petrovich, del ridículo no se vuelve

La denunciada senadora Lorena María Petrovich, parece estar muy activa en las redes sociales y muy atenta a salir a «cruzar» cualquier comentario que no sea de su agrado, lo cual está muy bien, para eso son las redes sociales, pero, cuando haces un comunicado a los medios para defenderte y respondes a los comentarios sin sostener tu posición en el comunicado, eso se llama incoherencia y es hacer el ridículo.

La senadora, tiene todo el derecho de defenderse de las graves acusaciones de la forma que considere más eficiente, el comunicado que acompaña la Carta Documento a la ex empleada de la Legislatura Bonaerense, que la acusó de una relación laboral irregular tiene algunas cuestiones que no son del todo claras de quien se dice inocente, pero es un tema que debe resolver con sus abogados o buscar un mejor asesoramiento.

Dice la senadora que dejó correr las falsas imputaciones en los medios porque siempre en ella va a estar por sobre todo la libertad de prensa, pero es curioso que alguien de los medios no haya frenado o aclarado antes lo que hoy tibiamente publican los medios afines a su espacio político.

Menciona como una prueba de su transparencia que se puede acceder a sus declaraciones juradas patrimoniales, lo cual es algo bueno, pero luego de ver la del año 2019 debo decir que hay datos que me hacen ruido, es habitual que los políticos y muchos funcionarios presenten declaraciones juradas patrimoniales con datos lejanos a la realidad a sabiendas que nadie verifica lo que se declara.

Ignoro, si Petrovich al transitar un segundo mandato como senadora se subió a una especie de «caballo» que la hace cabalgar sin frenos a la soberbia y como se sabe, quien así actúa suele ser poco medido, solo así se explica el error garrafal de la senadora de salir a responderme con altanería para primero «apurarme» y luego decirme dónde debo yo comentar, afirmando que no lo haga en su red??, primero mi comentario fue en el muro de un medio periodístico de Quilmes, no en su muro que ni miro porque no es una persona de mi interés personal o profesional, segundo, desconocía que la red social Facebook le pertenece y tercero, si usa las redes para comunicar sus cuestiones, todos estamos expuestos cuando usamos las redes sociales a que otro nos responda.

Este tipo de conductas inmaduras, improcedentes, poco aportan a limpiar su imagen, como le respondí, es usted la persona denunciada, la que debe dar explicaciones a nosotros los ciudadanos, son las reglas del juego que muchos políticos y funcionarios no aceptan y menos cumplen, se equivoca y mucho si cree que diciéndole a la gente que sí puede o no puede publicar limpia su honor, va por un camino muy equivocado, usted subestima a la gente, cuando quiera debatir me avisa y no tengo ningún problema en darle mi opinión y demostrarle que está muy equivocada.

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.